Los administradores se reúnen con los comités de empresa

Deloitte arranca un voto de confianza de los principales sindicatos en Pescanova

Sede central de la empresa Pescanova en Chapela.
Sede central de la empresa Pescanova en Chapela. EFE

Los comités de empresa de las filiales de Pescanova comenzaron el martes a reunirse con los representantes de Deloitte, la consultora designada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como administrador concursal de la compañía. El comité de la matriz, Pescanova SA, ya lo hizo la semana pasada.


De momento, los encuentros son meros contactos, ya que “los administradores afirman no conocer aún la realidad de la situación de la compañía”, explicó Francisco Vilar a Cinco Días, responsable de la Federación de Alimentación de CC OO.


CC OO, fuerza sindical mayoritaria en Pescanova con 25 delegados, afirma que los administradores han encontrado una predisposición positiva en las entidades bancarias, la Xunta de Galicia y los principales proveedores de Pescanova.


Deloitte se reunió el lunes con los bancos que componen el comité de pilotaje o steering committee (La Caixa, Banco Sabadell, Banco Popular, Bankia, NCG, Royal Bank of Scotland y Deutsche Bank) para negociar un nuevo crédito, de 50 millones de euros, necesario para mantener la actividad de la compañía.


Francisco Vilar aseguró que se va a dar “un margen de confianza a los administradores, ya que se han comprometido a no llevar a cabo medidas que afecten a los trabajadores sin un consenso previo”. Esta confianza la mostró también el presidente del comité de empresa de la matriz, Francisco Puga, que, tras la reunión con los administradores de Deloitte, Senén Touza y Santiago Hurtado, recalcó la “confianza” que le habían transmitido ambos, que no hablaron de “medidas drásticas ni recortes, sino todo lo contrario”.


Temor a despidos
José Fernández Piñeiro, secretario general de Alimentación de CIG, tercera fuerza sindical en la empresa con ocho delegados, también aseguró ayer haber tenido una “grata impresión” de los administradores. “Tienen un conocimiento de la industria y del mar”, declaró Fernández Piñeiro.


Sin embargo, para CUT, sindicato minoritario en la empresa gallega, esta renegociación va a tener consecuencias negativas. “Las entidades financieras van a pedir una contraprestación a cambio de esa renegociación y tememos que sea la reducción de personal”, declaró su secretario general, Ricardo Castro.


Por el momento, y hasta el próximo día 11 de este mes, se están realizando asambleas informativas en todos los centros de trabajo de Pescanova en Galicia. El objetivo es informar a las trabajadores de la situación tras la entrada en concurso de acreedores del grupo y conocer cómo actuar.

 

Normas
Entra en El País para participar