Bakú busca impulsar sectores como el turismo y las infraestructuras
Banderas de Azerbaiyán y España durante la visita del Atlético de Madrid.
Banderas de Azerbaiyán y España durante la visita del Atlético de Madrid.

Azerbaiyán invita a las compañías españolas a su crecimiento

El país planea replicar el modelo español de paradores

Bakú (Azerbaiyán)

La visita del Atlético de Madrid la pasada semana a Azerbaiyán, el país más oriental del Cáucaso y confín de Europa, tuvo un componente más allá del fútbol. El club, que tiene al país como principal patrocinador bajo el lema “Azerbaijan, Land of Fire”, ha impulsado una serie de encuentros para el estrechamiento de las relaciones económicas y empresariales entre ambos estados. El proceso tiene el respaldo de la propia CEOE, cuyo vicepresidente, Arturo Fernández, acudió al viaje con la expedición rojiblanca.

Uno de los primeros puntos de estas relaciones será la celebración entre octubre y noviembre de una cumbre empresarial entre España y Azerbaiyán, según señalan fuentes del Ministerio de Desarrollo Económico azerí, que añaden que se buscará la creación de oportunidades. En los últimos años ya ha habido acercamientos. Entre 2004 y 2012, se registraron siete entidades jurídicas comerciales españolas en Azerbaiyán, que operan en áreas como los servicios, los seguros, la agricultura y la construcción.

Las reuniones también son una vía para fortalecer las relaciones diplomáticas. España no tiene embajada en el país si bien en 2005 se estableció una comisión interparlamentaria formada por diputados de ambos países.

Desde el Gobierno azerí se destaca que Azerbaiyán es uno de los países del mundo que más ha crecido en los últimos años, permaneciendo ajeno a la crisis. El PIB_se ha multiplicado por 3,4 en los últimos diez años (la producción industrial se multiplicó por 2,8), y el objetivo del Gobierno es que vuelva a duplicarse en la próxima década. Una evolución lograda gracias al petróleo, que supone entre el 65% y el 70% del PIB nacional, que en su conjunto ronda los 71.000 millones de dólares para una nación de 9,1 millones de habitantes. Según el FMI, Azerbaiyán crecerán un 4,1% en 2013 y un 5,8% en 2014.

El Estado, que ha multiplicado por 19 su presupuesto en los últimos diez años, acumula ya varios años de superávit fiscal. En este escenario, el Gobierno, que ha centrado su lucha en luchar contra la inflación y mantener la estabilidad macroeconómica, destaca la lucha contra la pobreza, que se ha visto favorecida por la creación de un millón de puestos de trabajo desde 2003.

Actualmente, tiendas de lujo y moda de marcas como Dolce & Gabbana, Bulgari, Swarovski, Gucci, TAG Heuer y Escada, entre otras muchas se han instalado en Bakú.

Desde su independencia de la URSS en 1991, el país ha cambiado enormemente, si bien todavía hay mucho trabajo por delante. En Azerbaiyán, donde se ven numerosos edificios en construcción, el salario mínimo ronda los 120 euros al mes mientras que el salario medio supera los 400 euros. En el caótico tráfico de la capital se mezclan coches de lujo de marcas occidentales como Mercedes Benz, Lexus o Audi con los viejos autos de fabricación rusa.

En este escenario, el Gobierno busca impulsar las inversiones en sectores ajenos al petróleo, para compensar futuras caídas en la producción. De hecho, estas industrias crecerán a un ritmo anual superior al 10% hasta 2020.

Así las cosas, la intención del Gobierno es seguir abriendo el país a la inversión extranjera, que ya está presente en algunas industrias estratégicas. En el petróleo, por ejemplo, SOCAR, la gran petrolera estatal, mantiene acuerdos de explotación para los pozos del Mar Caspio, con grupos como BP, Total, ExxonMobil, Statoil, Chevron Texaco, GDF Suez, Itochu, Amerada y Lukoil.

En las telecomunicaciones, operadoras como TeliaSonera o Vodafone tienen participaciones o mantienen alianzas con empresas locales. Además, el país lanzó recientemente su primer satélite de telecomunicaciones.

De cara al futuro, Azerbaiyán quiere atraer inversión externa para sectores como la construcción, el suministro y las infraestructuras eléctricas, el transporte y el turismo. En este caso, el ministro de Turismo, Abulfaz Qarayev, explica que España es uno de los modelos a seguir por su país. El responsable político afirma que, entre los planes azeríes, figura el intentar replicar el modelo español de paradores. “Aquí hay muchos edificios antiguos que pueden acoger hoteles y restaurantes”, indica el ministro quien confía en que pueda mejorar la relación para que haya vuelos directos entre España y Azerbaiyán.

Qarayev, que indica que en el país se han instalado cadenas hoteleras como Marriott, Hyatt y Four Seasons, señala también que el objetivo del Gobierno también pasa por potenciar los hoteles de tres estrellas. Una estrategia que también quiere discutir con empresarios españoles del sector.

Con respecto al transporte, uno de los objetivos de Azerbaiyán es desarrollar el gran proyecto ferroviario entre el país y Turquía, acercando los puertos turcos del mediterráneo con Bakú, que acoge el principal puerto del Mar Caspio (en construcción está el Bakú International Sea Trade Port). “Los trenes europeos podrían llegar hasta Azerbaiyán, siguiendo el camino de la antigua ruta de la seda”, dice Qarayev.

Desde el Ministerio de Economía azerí se indica que los planes también pasan por la mejora de las infraestructuras vinculadas al transporte público en Bakú así como carreteras y autovías.

El Atleti acelera la internacionalización

El Atlético de Madrid ha encontrado en Azerbaiyán a su patrocinador principal. Su presidente, Enrique Cerezo, señala que el patrocinio es diferente a otros establecidos con anterioridad porque añade un valor añadido para ambas partes. A su vez, el ministro de Turismo, Abulfaz Qarayev, defiende el acuerdo porque, a través del Atleti, Azerbaiyán busca darse a conocer en España y Europa.

Para el equipo, el acuerdo supone un paso más en su proyecto de internacionalización. Un plan diseñado en los últimos años con el que el club busca nuevas oportunidades de crecimiento y de negocio fuera del ámbito nacional. Sus responsables destacan la necesidad de elevar los ingresos de explotación a través de nuevos recursos y patrocinios. El club recuerda que el fútbol es uno de los sectores que mayor inversión recibe por parte de los sponsors en el mundo del deporte, lo que le sitúa como uno de los grandes motores de la economía mundial. En este caso, Azerbaiyán ha pasado a convertirse en el principal patrocinador del club, que también tiene otros acuerdos con Nike, Canal+, Coca Cola, Kyocera, Fuentecapala, Mahou y la Caixa.

El proyecto engloba una alianza internacional con equipos de distintos países de cara a buscar sinergias en la explotación de los derechos televisivos y el patrocinio deportivo. El Atleti tiene acuerdos con el Shenhua de China, el Muangthong de Tailandia, el Al Ain de Emiratos Árabes, el Besiktas JK de Turquía, el Raja Casablanca de Marruecos, el América de México, el Sport Club Internacional de Brasil y el Chicago Fire de EE UU.

Normas