Convoca en la sede del PP a los miembros de su Comité Ejecutivo Nacional

Rajoy, decidido a no variar el rumbo de sus reformas

Fuentes del Ejecutivo señalan que “el Gobierno no se resigna a cifras como las del paro”

El presidente transmitirá la importancia de de que el PP se vuelque en explicar las reformas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2d); el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d); el ministro de economía, Luis de Guindos (i), y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (2i).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2d); el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d); el ministro de economía, Luis de Guindos (i), y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (2i). EFE

Rajoy ha convocado en la sede del PP a los miembros de su Comité Ejecutivo Nacional, en la primera cita de una semana cargada de actos de contenido económico en los que va a defender el Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad enviados a Bruselas.

Mañana mismo se reunirá también en el Palacio de la Moncloa con el nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, con el que pretende continuar la alianza que ante la Unión Europea había sellado con su antecesor, Mario Monti, con el deseo de hacer frente común para que se impulsen políticas de crecimiento.

El presidente del Gobierno, según han informado fuentes del Ejecutivo y del PP, pretende enviar en la reunión con sus compañeros en la dirección del partido el mensaje de que, frente a las críticas de la oposición, no hay conformismo alguno en su gabinete para hacer frente a la crisis.

“El Gobierno no se resigna a cifras como las del paro”, han subrayado estas fuentes, que recalcan que Rajoy transmitirá la importancia de que el PP se vuelque en explicar las reformas y, junto a las dosis de realismo, deje patente que es posible vencer a las previsiones y lograr un crecimiento más rápido y una reducción del desempleo más acelerada.

Como prueba de que se está en el camino correcto, recordará que así lo han reconocido instituciones como el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Europea, y que ésta, por medio de su portavoz económico, Olli Rehn, ya confirmó el pasado viernes que España tendrá dos años más para cumplir con el objetivo de rebajar su déficit del 3 por ciento de PIB.

La evolución de la prima de riesgo será otro dato al que podrá hacer referencia Rajoy para avalar la idoneidad de sus medidas.

Rajoy puede hacer referencia también mañana a la propuesta de pacto lanzada por el PSOE, aunque, previsiblemente, remitirá a la sesión plenaria del miércoles en el Congreso en la que informará de las últimas reformas aprobadas. Ese mismo día responderá ante el pleno de la Cámara baja a varias cuestiones de carácter económico y en la jornada anterior lo hará ante el pleno del Senado.

La agenda económica de Rajoy continuará el viernes, cuando, tras presidir el Consejo de Ministros, se desplazará a Barcelona para inaugurar el Salón Internacional del Automóvil. Aprovechando la ocasión, ha invitado en la Ciudad Condal a un almuerzo a directivos de las principales empresas del sector automovilístico.

El 13 de mayo se celebrará en Madrid la cumbre hispano-portuguesa, y el presidente de Gobierno analizará con su homólogo luso, Pedro Passos Coelho, las reformas internas de sus respectivos países y las que tiene en marcha la Unión Europea.

Una gran importancia concede el Gobierno a la entrevista que mantendrá Rajoy el día 16 con los máximos representantes sindicales y empresariales.

Un encuentro previsto para seis días antes del Consejo Europeo de carácter extraordinario que se celebrará en Bruselas y en el que los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios debatirán, entre otros asuntos, sobre cuestiones energéticas y de lucha contra el fraude.

Normas