Paciencia y perseverancia



La perseverancia y la paciencia son siempre virtudes útiles. Las variables macroeconómicas españolas que reflejan el incremento de la productividad y la actividad actual y futura siguen mejorando: aumentos espectaculares de las exportaciones, superávit en la balanza de pagos, menores disminuciones del PIB y reducción de la prima de riesgo a niveles de 2011.Pero es comprensible que para el 27% de españoles sin empleo, dichos avances no generen esperanza. Por ello, y para evitar una mayor conflictividad social, el gobierno, la patronal y los sindicatos deben explicar con rigor y
valentía la naturaleza y causa de la alarmante tasa de paro. España siempre ha padecido un desempleo estructural alto porque la rigized de nuestro mercado laboral (dificultad y coste del despido, falta
libertad en la negociación de convenios) fomentaba el empleo temporal. Cuando el PSOE accedió al poder en 2004, el paro se situaba en el 9%, igual que el promedio de la UE. La tasa de empleo
(población trabajando sobre total de población activa) ascendía al 65%, ligeramente inferior al promedio de la UE (67%) y de Alemania (68%). El gobierno socialista no acometió reformas estruturales ni diversificó el modelo de crecimiento (basado en el turismo, la construcción y el endeudamiento de los particulares) durante siete años. A finales de 2011 el paró superaba el 25% y la tasa de empleo había descendido al 61% (media UE 68%, Alemania 76%). En 2010 sólo 4 de los 36 países de la OECD tenían una tasa de empleo inferior a la española. Darle la vuelta a esta situación equivale a pasar de evitar el descenso en primera división a jugar la Champions en un año. Las medidas desplegadas por el gobierno y el esfuerzo de la sociedad a pesar de los recortes surtirán efecto. Pero para ello
harán falta grandes dosis de paciencia y perseverancia.

Comentarios

Solo quisiera resaltar unas sutiles apreciaciones que me han llamado la atención: - Seamos precisos, la tasa de paro según la EPA en el último trimestre de 2011 -fecha asimilable al fin del gobierno socialista- no superaba el 25%, sino que era del 22,85%. Esto evidentemente no disculpa al anterior gobierno, pero si contextualiza con mayor rigor la eficiacia de las medidas adoptadas por el actual. - El gobierno anterior no diversificó el modelo productivo, cierto es. Pero el actual TAMPOCO. De hecho, nada más llegar al gobierno recuperó la deducción fiscal por la compra de primera vivienda, en clara sintonía con el modelo productivo del "milagro económico español". De la escasa duración de esta "nueva medida" creo que no es necesario comentar nada, todas las personas inteligentes llegamos a la misma conclusión. - Comprendo que al liberalismo no le gusten demasiado las políticas aplicadas desde la ¿socialdemocracia? (este es otro debate), pero creo que una reforma de laboral y otra de las pensiones, amén de la consagració de la devolución de la deuda en la constitución, si no son reformas estructurales que baje el Altísimo y lo vea. Repito, aunque no le gusten o las considere insuficientes, tienen carácter estructural. - Y como colofón, al liberalismo económico le recomiendo una pieza teatral muy ilustrativa con los tiempos y los hechos/datos /inidicadores contrastables en nuestra querida España y/o UE., a saber "Esperando a Godot".
Solo quisiera resaltar unas sutiles apreciaciones que me han llamado la atención: - Seamos precisos, la tasa de paro según la EPA en el último trimestre de 2011 -fecha asimilable al fin del gobierno socialista- no superaba el 25%, sino que era del 22,85%. Esto evidentemente no disculpa al anterior gobierno, pero si contextualiza con mayor rigor la eficiacia de las medidas adoptadas por el actual. - El gobierno anterior no diversificó el modelo productivo, cierto es. Pero el actual TAMPOCO. De hecho, nada más llegar al gobierno recuperó la deducción fiscal por la compra de primera vivienda, en clara sintonía con el modelo productivo del "milagro económico español". De la escasa duración de esta "nueva medida" creo que no es necesario comentar nada, todas las personas inteligentes llegamos a la misma conclusión. - Comprendo que al liberalismo no le gusten demasiado las políticas aplicadas desde la ¿socialdemocracia? (este es otro debate), pero creo que una reforma de laboral y otra de las pensiones, amén de la consagració de la devolución de la deuda en la constitución, si no son reformas estructurales que baje el Altísimo y lo vea. Repito, aunque no le gusten o las considere insuficientes, tienen carácter estructural. - Y como colofón, al liberalismo económico le recomiendo una pieza teatral muy ilustrativa con los tiempos y los hechos/datos /inidicadores contrastables en nuestra querida España y/o UE., a saber "Esperando a Godot".
Las recetas recomendadas por este bloguero, no por prácticas son sensatas. Las recetas neoliberales son fruto de la sangrante deslocalizacion del capital y de la fuerza de trabajo. Pero el gran problema es q esta deslocalizacion no genera derechos sociales, sino lo q busca es maximizar el beneficio a costa del pobre y aprovechándose de las fronteras políticas y la explotación de los recursos naturales. Siguiendo este modelo, no creo que lleguemos muy lejos. Al menos la mayor parte de habitantes de este planeta.
El liberalismo no es pecado!!! Como bien dice carlos rdz braun, los derechos sociales y la libertad están muy bien, pero acaban dónde empieza la mía, y cada vez más nos debemos sentir privados de la misma por un estado que más que ayudar a sus ciudadanos parece que lo único que hace es tomar decisiones desafortunadas por nosotoros y subirnos los impuestos...!!!!
Normas