El Foco

La hora del turista asiático

Hace unos años, la Organización Mundial de Turismo pronosticaba que 100 millones de chinos viajarían al extranjero en el año 2020. No obstante, esta cifra se acabará alcanzando mucho antes (probablemente en 2014 o 2015), si tenemos en cuenta que el año pasado 80 millones de chinos salieron de su país, con un incremento del 15% con respecto al año anterior. La cifra total de gasto fue de 104.000 millones de dólares, de forma que se trata del grupo de turistas con mayor nivel de dispendio a nivel mundial.

 Si analizamos el potencial emisor del resto de países asiáticos, llegaremos a la conclusión de que muchos van a seguir el mismo camino. Así, en el año 2020 aproximadamente unos 50 millones de indios viajarán al exterior, y también se esperan crecimientos significativos desde el sudeste asiático (en especial desde Indonesia, Malasia, Vietnam y Filipinas).

A todo esto tenemos que sumar la experiencia de los países más desarrollados en el área, encabezados por Japón, Corea del Sur o Australia, cuyo volumen de emisión de turistas y de gasto es muy elevado desde hace ya bastantes años. Es cierto, sin embargo, que la mayoría de estos viajantes optan por destinos cercanos, como pueden ser Hong Kong, Tailandia u otros, pero el incremento de turistas asiáticos hacia Europa ha sido constante durante los últimos años, y nada hace prever que esta tendencia cambiará en el futuro.

Por otra parte, en el contexto de crisis actual que vivimos desde hace ya varios años, hemos podido comprobar cómo el turismo exterior es, cada vez más, un pilar imprescindible para nuestro desarrollo presente y futuro ante la caída de la demanda local.

Muchas tiendas de lujoy ‘outlets’ como La Roca Village o Las Rozas disponen de personal chino o japonés

En el año 2020 aproximadamente50 millones de indios viajarán al exterior

En este contexto, el turismo asiático es, sin duda, una de las bazas que deberíamos de explotar más a fondo durante los próximos años si queremos garantizar el futuro del sector. Las razones por las que es de vital importancia son diversas.

En primer lugar, se trata de un turismo que ayuda a desestacionalizar la demanda, puesto que viaja prácticamente durante todo el año. Así, los jubilados japoneses vienen a Europa en cualquier época, mientras los chinos disponen de vacaciones en las denominadas “golden weeks”, que coinciden con periodos de escasa ocupación hotelera en España.

En segundo lugar, su interés se concentra especialmente en las grandes ciudades y sus monumentos, por lo que supone una interesante alternativa al turismo de “sol y playa” que aún copa la mayoría de turistas que nos visitan.

Y por último, es importante destacar que su poder de compra es muy superior al de cualquier otro turista extranjero, hecho que tiene un valor especial en una época en la que el consumo interno también ha decaído de forma sustancial.

Esto es debido a un doble motivo: por un lado, los productos de lujo europeos suelen ser caros en países asiáticos por los impuestos y los aranceles, y por tanto a cualquier turista asiático le sale a cuenta adquirir este tipo de bienes en Europa. No hay que olvidar que Japón y China son los mayores consumidores de este tipo de productos a nivel mundial. Por otro, un asiático no concibe volver a su país sin una buena cantidad de regalos para sus familiares y amigos, por lo que la compra se convierte en un compromiso ineludible.

Durante el año 2012, algo más de un millón de turistas asiáticos visitó España, en una tendencia ascendente que esperamos se prolongue durante los próximos años. Es importante, además, tener en cuenta algunos aspectos a la hora de adaptar nuestra oferta.

Entre estos aspectos, destacaría la importancia del protocolo y la hospitalidad, ya que en la mayoría de países de la zona (especialmente en Japón) el cliente recibe toda clase de atenciones y respeto por parte del personal en los hoteles, restaurantes y comercios. Esto se agrava por el hecho de que, por regla general, no se trata de un cliente que proteste ante cualquier problema, por lo que en muchas ocasiones podemos tener la sensación de que el trato ha sido el correcto cuando en realidad no ha sido así. Cabe señalar que una prescripción negativa de un cliente insatisfecho a través de las redes sociales puede tener un efecto negativo sobre muchos otros potenciales turistas.

Otro aspecto a considerar es el idiomático, puesto que, salvo en el caso de los indios o australianos, es bastante probable que el turista asiático no domine el inglés. Por regla general, los grupos de turistas suelen llevar a un guía que les acompaña en todo momento, pero en aquellos casos en los que vienen por su cuenta o quieren realizar compras la falta de entendimiento puede ser un problema. Muchos de los establecimientos de tiendas de lujo y de outlets como la Roca Village o las Rozas disponen de personal chino o japonés a fin de atender mejor al cliente.

Por otra parte, pequeños detalles como la existencia de hervidores de agua en las habitaciones o la posibilidad de disponer de un pequeño corner asiático para el desayuno (los desayunos de tipo occidental no forman parte de la dieta de la mayoría de los turistas de la región) puede mejorar de forma considerable la experiencia. Por regla general, la gastronomía española suele ser del agrado de los turistas de esta parte del mundo, pero también hay que entender que se trata de una dieta pesada para ellos, por lo que lo ideal es combinar su propia gastronomía con la local.

También resulta imprescindible realizar distinciones, ya que si bien existen algunas similitudes entre los viajantes de los diferentes países del área, las costumbres y el trato debe de ser diferenciado en función del país de origen.

Los pasados días 19 y 20 de abril se celebró en Barcelona la III edición del Congreso de Turismo Asiático, en el que se abordaron todas estas y muchas otras temáticas. Sin duda, se ha convertido ya en una cita imprescindible para los profesionales del sector que quieran conocer a fondo las claves para la atracción y atención de los turistas de esta parte del mundo.

 Amadeo Jensana es Director de Economía y Empresa de Casa Asia

Normas
Entra en El País para participar