Las plusvalías por ventas de activos disparan el resultado

Las ventas de activos llevan al BBVA a batir previsiones y ganar el 72,6% más

Los analistas esperaban un beneficio de 1.520 millones

La mejora del margen, un 3,9%, se concentra en América Latina

El presidente del BBVA, Francisco González
El presidente del BBVA, Francisco González

BBVA ha superado las previsiones de los analistas consultados por Bloomberg, que esperaban 1.520 millones de euros. La entidad financiera ha anunciado hoy que su beneficio neto ascendió a 1.734 millones en los tres  primeros meses de 2013. Esta cifra superó el beneficio atribuido de todo el año pasado y fue un 72,6% superior al mismo periodo de 2012. Las buenas cifras, no obstante, se vieron impulsadas por las plusvalías generadas por las desinversiones de activos no estratégicos en España y México (la cartera de seguros de vida en el primero y el negocio de pensiones en el segundo) y por el empuje del negocio en países emergentes, que subió un 9,1% su aportación y compensó el retroceso del 4,4% en los desarrollados. El resultado atribuido de España, en todo caso, fue de 569 millones de euros, un 53,9% más interanual.

En lo que respecta a la cuenta de resultados, las cifras mostraron una mayor solvencia que las presentadas ayer por el otro superbanco español. El margen de intereses alcanzó los 3.623 millones (un 0,8% más interanual), "a pesar de un entorno de menores tipos de interés", según admite la nota de prensa.  El margen bruto se mantuvo en niveles elevados, 5.471 millones, un 3,9% más que  en marzo de 2012. En este sentido destaca, al igual que en el caso de Santander, la diversificación de los ingresos: España genera el 30% de la actividad; México, por su parte, supone el 28% del total; América del Sur, otro 24%. EE UU es el último de los países con una aportación destacada, con un 9% de la tarta. 

En el plano del negocio, los depósitos subieron en todas las áreas geográficas, aunque sobre todo en el plano minorista. El volumen total de estos productos se incrementó un 9,4% hasta 304.574 millones. Los recursos totales de clientes ascendieron un 9,8% hasta 408.076 millones, cifras que excluyen los fondos de las administradoras de pensiones de México, Colombia y Chile. 

La inversión crediticia creció un 3,6%, mientras que los recursos avanzaron un 2,7%. BBVA ganó 184 puntos básicos de cuota en créditos. La tasa de mora, sin tener en cuenta el sector inmobiliario, fue del 4,3%, con una cobertura del 50%.

La exposición inmobiliaria neta del BBVA bajó hasta 15.404 millones, entre inmuebles adjudicados y crédito a empresas promotoras. Desde diciembre de 2011, la exposición inmobiliaria de BBVA ha descendido un 14,5%, según los datos de la compañia. El área inmobiliaria aceleró el ritmo de venta de inmuebles (más de 3.000 vendidos en el trimestre). La cuenta de resultados de esta área presentó unas pérdidas atribuidas de 346 millones.

La morosidad de las empresas en España, por su parte, contribuyó a que la tasa de mora subiese dos décimas entre diciembre y marzo hasta un  5,3%. El banco asegura que cuenta con una tasa de cobertura del 71%, 11 puntos porcentuales más que un año antes. "El deterioro está en línea con lo esperado", sentencia la entidad.

La solvencia de la entidad, una partida que ha cobrado importancia en los últimos años tras la sequía de liquidez ha aumentado a tenor de las cuentas remitidas hpy a la CNMV. El capital de máxima calidad  creció en 42 puntos básicos hasta alcanzar una ratio core capital del 11,2% según Basilea II. 

Normas