La previsión es que el PIB crezca un 0,5% en 2014

El Gobierno prevé que el paro siga en el 24,8% al final de 2016

La nueva previsión de tasa de paro para 2013 es del 27,1%, cifra ya superada en los tres primeros meses según la EPA

Nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno para los próximos años
Nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno para los próximos años

El Gobierno de Mariano Rajoy ha anunciado el nuevo plan de reformas para salir de la crisis y encauzar la senda de la recuperación, así como cumplir con las exigencias de Bruselas. En la rueda de prensa que sigue al Consejo de Ministros, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha recordado que la política económica de los últimos meses ha permitido fortalecer algunos de los "ingredientes imprescindibles" para corregir los desequilibrios macroeconómicos y mejorar la competitividad.

Según el nuevo cuadro macroeconómico, el Ejecutivo espera que el PIB cierre 2013 con un caída del 1,3%, en línea con las previsiones del resto de organismos internacionales que estiman un retroceso del 1,5%. La anterior cifra publicada en septiembre era mucho más optimista que la conocida esta mañana, pues limitada el descenso al 0,5%. Sin embargo, el empeoramiento del escenario económico global ha obligado al Gobierno a rebajar sus expectativas. La recuperación queda aplazada así a 2014, cuando el PIB subirá un 0,5%.

Saénz de Santamaría ha señalado que la política económica aprobada esta mañana seguirá los mismos ejes ya que tal y como ha recalcado "las política económica no se improvisa". La consolidación fiscal continuará marcando el rumbo de las reformas adoptadas.

El empeoramiento de las proyecciones no solo se limita al PIB, sino que se extiende a otros indicadores como la tasa de paro. Según las nuevas cifras que maneja el Ejecutivo, la tasa de desempleo cerraría este año en el 27,1%. Así, y de acuerdo con la EPA conocida ayer, solo en el primer trimestre de 2013 ya se habría superado esa cifra al registrar cerca de 6,2 millones de personas en el paro.

La previsión del nivel de paro para 2014 baja al 26,7% y la destrucción de empleo pasa del 3,4% este año al 0,4% el que viene. La razón fundamental de este descenso no es la creación de empleo, que se pospone a 2015, sino la disminución de población activa.

En cuanto al déficit público para 2013, la anterior revisión del 4,5% se eleva ahora al 6,3% mientras que para 2014 quedaría en el 5,5%. Este porcentaje bajará hasta el 4,1 % en 2015 y al 2,7% en 2016. Pese a los esfuerzos del Gobierno por acatar las órdenes de Bruselas, el desfase de las cuentas públicas no cumplirá el objetivo del 3% establecido para el año que viene. El Ejecutivo español espera que la Comisión Europea amplíe el margen para la consecución del límite de déficit permitido.

De este modo la deuda pública seguirá aumentando y pasará del 90,5% del PIB estimado inicialmente al 91,4% en 2013 y al 96,2% en 2014. Dos años después se situaría al borde del 100%, en concreto en el 99,8% del PIB.

Comunidades Autónomas

Las comunidades autónomas registrarán un déficit del 1,2% en 2013 (frente al 0,7% previsto); del 1% en 2014; del 0,7% en 2015; y del 0,2% en 2016. Las autonomías deberán acordar ahora con el Gobierno el reparto del déficit y, previsiblemente, se fijarán objetivos individualizados. Además, el Ejecutivo prevé equilibrio para las corporaciones locales en el periodo 2013-2016.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comentado durante la rueda de prensa que la revisión de las principales variables macroeconómcas están "en línea" con las modificaciones de las proyecciones de las principales instituciones internacionales como el FMI. Ha asegurado que "el peor trimestre será el primero de este año (el Banco de España ha constatado un decrecimiento de la economía del 0,5%) y a partir de ahí habrá mejores datos".

El ministro ha subrayado la importancia de superávit de la balanza de pagos y de una inflación moderada, "que son indicadores de la mejoría de España". De hecho, siguiendo los pronósticos corregidos el sector exterior es la única pata de la economía que mejora (se ha revisado al alza una décima hasta el 2,4% del PIB) gracias al impulso de la exportaciones y a la menor dependencia extranjera. Sin embargo, la demanda nacional seguirá lastrando el crecimiento y la contracción del 2,9% calculada hasta ahora se sitúa en 3,7% al cierre del ejercicio. De cara al próximo año se atenuaría la caída al 0,8%.

Guindos ha asegurado que 2014 "será el año de la recuperación en el que se cogerán los frutos de las reformas y se dejará atrás la recesión".

Normas