‘Telecos’, un sector con dura competencia

La irrupción en el mercado del Galaxy S4, el nuevo y flamante smartphone de Samsung, amenaza con desatar un nuevo y encarnizado frente de competencia dentro de la guerra por captar clientes que mantienen Telefónica, Vodafone y Orange. El que ya se postula como una de las estrellas de la telefonía móvil del año, que llegará al mercado español y del resto del mundo el próximo sábado, tiene todas las papeletas para convertirse en un suculento reclamo para el consumidor de productos de telefonía móvil de alta gama. La dura guerra de tarifas que mantienen las tres operadoras entra así en un nuevo capítulo en el que el Galaxy S4 se convertirá en el gran cebo tecnológico para atraer a los clientes de mayor poder adquisitivo de este mercado. Las estrategias de todas las operadoras pasan por lanzar distintas ofertas con descuentos ligadas a la contratación de las tarifas. En esa pugna por atraer y conservar clientes, Telefónica anunciaba ayer su alianza con el gigante surcoreano, que ya es el mayor fabricante del mundo de móviles, y que permitirá a la compañía española comercializar el Galaxy S4 en todos los países donde opera, lo que supone tener acceso a un mercado con más de 315 millones de clientes.
Sin perjuicio de esa alianza, el nuevo retoño inteligente de Samsung comenzará a venderse en todo el mundo sin acuerdos de exclusividad con ningún operador. Ello y el hecho de que la compañía surcoreana haya vendido más de 100 millones de unidades de la saga Galaxy desde 2010 explica la batalla de ofertas que Movistar, Vodafone y Orange están dispuestas a poner sobre la mesa.
El nuevo capítulo de puja precios en la industria de la telefonía móvil es una buena noticia para un mercado como el español, cuyas elevadas tarifas han sido puestas en evidencia más de una vez. Supone, además, la consecuencia natural de una competencia que no solo beneficia a los consumidores, sino también a las propias compañías, obligadas a reinventarse y estar permanentemente alerta.
En ese marco estratégico, la alianza anunciada entre Telefónica y Samsung constituye un ejemplo de la capacidad de cambio y adaptación inherentes a este sector. El acuerdo entre ambas compañías va mucho más allá de la comercialización del Galaxy S4 y abarca otros campos, como la tecnología móvil de cuarta generación LTE y el hogar digital. Se trata de un pacto entre dos socios que comparten una visión estratégica global del mercado, algo que resulta fundamental en un mundo en el que la tecnología y la comunicación no solo no entienden de fronteras, sino que se alimentan de la necesidad de minimizar las distancias, eliminar las fronteras y poner la innovación y la calidad al servicio del cliente.

Normas