Eleva sus ingresos un 0,8%

Orange España mantiene el crecimiento hasta marzo pese a la feroz competencia

Cierra el trimestre con ingresos de 989 millones de euros.

La filial española obtiene el mejor resultado del grupo galo.

Establecimiento de Orange.
Establecimiento de Orange.

En la sede de France Télécom España parece permanecer la satisfacción. Pese a la guerra de tarifas que se vive en la industria, Orange España registró unos ingresos de 989 millones de euros en el primer trimestre, un 0,8% más que en el mismo periodo del pasado año (un 3,3% más si se excluyen los impactos regulatorios, valorados en 23 millones de euros).

España fue el mejor país en el conjunto de France Telecom, que vio como el conjunto de sus ingresos caía un 4,1%, con unos retrocesos en Francia y Polonia del 6,1% y el 7,2%, respectivamente.

La compañía ha explicado que los contratos en el móvil en España subieron un 9,7%, mientras que la base de usuarios de ADSL aumentó un 11,1%.

Por negocios, los ingresos por los servicios móviles descendieron un 2,3% hasta 741 millones de euros. Sin el citado impacto regulatorios, el negocio móvil habría crecido un 0,8%. Orange alcanzó los 12,179 millones de clientes móviles, incluyendo 398.000 procedentes de Simyo, filial low cost de KPN adquirida por France Telecom a final de 2012. Orange ha indicado que la base de clientes de contrato subió un 9,7% hasta 8,493 millones, y ya suponen el 70% del total.

La empresa destacó que ha mantenido los saldos positivos en la portabilidad, recordando el reciente lanzamiento de su oferta convergente Canguro, rival de Movistar Fusión.

En el negocio fijo, el volumen de negocio aumentó un 16% hasta 209 millones de euros gracias al tirón de la banda ancha. Orange cerró el trimestre con 1,436 millones de clientes de ADSL.

En términos generales, la empresa ha destacado que en España ha mantenido el dinamismo comercial tanto en el negocio fijo como en el móvil.

Normas