Conferencia del consejero delegado del grupo, Alfredo Sáenz

El beneficio de Santander tendrá una "fuerte recuperación" en "tres o cuatro años"

El directivo destaca las fuertes inversiones realizadas en América y Reino Unido

Considera que Polonia será una fuente de crecimiento y oportunidades

El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, durante su intervención en la inauguración del XX Encuentro del Sector Financiero.
El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, durante su intervención en la inauguración del XX Encuentro del Sector Financiero. EFE

El vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, espera “una fuerte recuperación” de los resultados de la entidad en “tres o cuatro” años, y que el grupo está “a punto” de completar su ajuste y entrar en un nuevo ciclo en los años 2013-2014.

“Estamos a punto de entrar en un nuevo ciclo de resultados. Estamos muy cerca de completar nuestro ajuste, generar crecimiento de resultados y de beneficios y entrar en un nuevo ciclo en 2013-2014. Esperamos una fuerte recuperación de nuestros resultados en los próximos tres o cuatro años”, ha señalado en el XX Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte y ABC.

Sáenz ha destacado que durante los próximos tres años la entidad podrá conseguir “una clara mejora” de su rentabilidad aprovechando oportunidades de crecimiento en los mercados emergentes y en los que ya opera. Así, ha mencionado la transformación comercial que están llevando a cabo en Estados Unidos y Reino Unido, la importancia de América Latina o las oportunidades que ofrece Polonia.

El directivo ha recordado que en los últimos cuatro años, Santander ha reforzado el balance y ha puesto presión en su rentabilidad, ha reducido la brecha de liquidez en 130.000 millones de euros, ha acumulado provisiones por 60.000 millones de euros y ha aumentado su 'core capital' en 20.000 millones de euros. “Estamos cerca de completar el proceso y tenemos uno de los balances más sólidos de la banca internacional”, ha resumido.

Tras este repaso, ha manifestado que la entidad tiene oportunidades de crecimiento “claras” en todas sus unidades de negocio: en España y Portugal tienen intención de ganar cuota de mercado en segmentos “atractivos”, mientras que en el resto de mercados maduros buscarán reforzar su posición y crecer estructuralmente en los mercados emergentes.

En concreto, la entidad ha reforzado sus balances en España desde el inicio de la crisis y ahora “la gran asignatura pendiente es la mejora de la rentabilidad estructural”.

En Reino Unido están centrados en ganar cuota en los segmentos de empresas, tarjetas de crédito y fondos de inversión, mientras que en Estados Unidos buscan nuevos segmentos. “Tenemos una fuerte presencia en el nordeste y queremos crecer en banca corporativa y de empresas y reforzar tarjetas de crédito, seguros e inversiones”, ha avanzado.

Otro de los mercados que pretende explotar el Santander es Polonia, donde tienen una cuota cercana al 10%. “Es un mercado muy atractivo en el podemos conseguir un crecimiento de dos dígitos en los próximos cuatro o cinco años”, ha añadido.

En cuanto a América Latina, el Santander quiere tener bancos sólidos, con cultura comercial arraigada, con perfil de riesgo controlado y que puedan aprovechar el crecimiento de las clases medias y la bancarización a medio- largo plazo.

Normas
Entra en El País para participar