Reparaciones

Clientes estratégicos para los talleres

La caída del mercado de particulares incrementa el atractivo del vehículo de renting

Clientes estratégicos para los talleres

Es uno de los sectores más atomizados y uno de los que más duramente está sufriendo los estragos de la coyuntura económica. La facturación de los 45.000 talleres que existen en España ha caído un 21,5% en los últimos cuatro años y el paso de los coches por los puntos posventa también ha bajado un 20% en este tiempo, según los datos de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa).

“Con la crisis, el cliente final ha desaparecido casi por completo”, certifica Victoria Ortega, coordinadora de Repanet, red especializada en reparaciones de chapa y pintura, perteneciente al grupo DuPont . “En estas circunstancias, el cliente corporativo ha adquirido un peso muy importante y son las aseguradoras y el renting los que te permiten seguir trabajando”, concluye.

El coste anual de mantenimiento, cambio de neumáticos y reparaciones de cada coche de renting oscila al año entre 1.000 euros, según el Observatorio del Vehículo de Empresa (CVO), dependiente de la operadora Arval, y 1.260 euros, de acuerdo con los datos de la Asociación Nacional de Renting. Así, con una flota actual de 433.000 vehículos, este segmento aporta una facturación potencial de hasta 545 millones de euros al año, sin IVA.

“Desde 2005, cuando empezamos a trabajar con estas compañías, identificamos al cliente corporativo como estratégico al ofrecer una carga de trabajo exponencial con respecto al cliente final”, analiza Miguel Ángel Gavilanes, responsable de red de Bosh Service, que el año pasado realizó más de 60.000 intervenciones para estas empresas.

Aseguran trabajo pero a cambio reclaman mejores precios. “Somos los principales compradores y reparadores y buscamos economías de escala, con lo que ofrecemos a los talleres una rotación que les es muy beneficiosa y somos el principal cliente de 3.500 talleres”, afirma David Henche, director de comunicación de LeasePlan. “Cada una de nuestras operaciones les deja menos margen, pero a cambio les aportamos estabilidad, porque seguimos siendo muy intensivos en el uso del taller”, confirma César Estrela, director de operaciones de Arval, que cifra en un 20% el descuento medio logrado por su empresa.

“Es cierto que los márgenes se ven perjudicados, pero siguen siendo clientes interesantes siempre y cuando garanticen un cierto volumen y el taller tenga una diversificación óptima de su cartera, en la que las operaciones de renting no superen el 15% de su facturación”, aconseja Gavilanes. “Como te pueden llenar el taller, también juegan a imponer sus condiciones de precios y servicios extras, pero puede compensar porque también te permiten hacer frente a los costes fijos del centro”, corrobora Ortega.

Reparación tipo
Las revisiones periódicas recomendadas por el fabricante son el motivo principal que lleva a los coches de las compañías de renting al garaje, ya que “somos los principales interesados en tener el coche bien mantenido, tanto desde el punto de vista de la seguridad como del valor del vehículo cuando, una vez finalizado, lo vendamos en el mercado de segunda mano”, argumenta Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting.

El 84% de los coches de empresa se sometió a revisiones rutinarias durante los últimos 12 meses y el 42% cambió los neumáticos, según el informe de CVO. Si a eso se suma la reparación de averías y la sustitución de elementos por desgaste, ya que los coches que circulan bajo esta fórmula realizan unos 30.000 kilómetros al año, es decir, por encima de la media del parque total, el resultado es que los vehículos de compañías como LeasePlan visitan el taller 2,1 veces de promedio al año, sin contar las derivadas de golpes y accidentes, mientras que en Arval aseguran que toda su flota se somete a alguna intervención de mecánica por lo menos una vez al año.

Control de coste

Empresas y talleres comparten las mismas herramientas de valoración que, con la información de los fabricantes, determinan el coste de cada operación, al establecer el tiempo que requerirá así como las piezas necesarias y su precio. Los elementos variables son el importe de la mano de obra y los descuentos.

Prioritarios

Las compañías seleccionan a sus talleres prioritarios en función de la ubicación, espacio, tecnología y maquinaria, precio, servicios añadidos y disponibilidad de vehículos de cortesía. Los servicios oficiales absorben el 67% de las reparaciones de los coches de empresa de menos de cuatro años, aunque cada vez ganan más peso los posventa multimarca.

Cobertura

El 95% de los clientes de renting suscribe un contrato de mantenimiento frente al 5% de los particulares, entre los que también es más frecuente el seguro a terceros, que supone el 67% de todas sus pólizas, según los datos del Observatorio del Vehículo de Empresa.

Factura media

El coste de la reparación de un coche oscila entre los 220 euros por una intervención de mantenimiento, preventivo o correctivo, y los 350 euros por el arreglo de una avería mecánica, según los datos de la patronal Conepa. Las intervenciones de chapa y pintura en carrocería superan los 650 euros de media.

Normas