_
_
_
_
_
Propone un "impuesto sobre la riqueza"

Rubalcaba aboga por una ley fiscal anual contra el fraude

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención de hoy en el diálogo "Ganarse otra fiscalidad", el tercero de los cinco grandes diálogos con la ciudadanía, militancia, simpatizantes, asociaciones y expertos que está llevando a cabo el PSOE de cara a la Conferencia Política del mes de octubre.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante su intervención de hoy en el diálogo "Ganarse otra fiscalidad", el tercero de los cinco grandes diálogos con la ciudadanía, militancia, simpatizantes, asociaciones y expertos que está llevando a cabo el PSOE de cara a la Conferencia Política del mes de octubre.Oto (EFE)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto hoy en Badajoz elaborar “una ley fiscal todos los años” que garantice una revisión “permanente” para evitar el fraude.

El líder socialista ha señalado que hay ciudadanos “que nada más salir una normativa están ya mirando cómo eludirla”, y ha apostado por una “batalla permanente” contra el fraude de forma que se garantice el cumplimiento de la norma por parte de todos.

Rubalcaba ha hecho estas afirmaciones durante su intervención en el diálogo “Ganarse otra fiscalidad”, el tercero de los cinco grandes encuentros con la ciudadanía, militancia, simpatizantes, asociaciones y expertos que está llevando a cabo el PSOE de cara a la Conferencia Política de octubre.

En su opinión, resulta necesario luchar contra el fraude, la economía sumergida y la “ilusión” u optimización fiscal, pues “hay despachos que aconsejan a gente para sortear el sistema tributario”.

Además, ha criticado que la derecha diga que lucha contra el fraude fiscal cuando lo que ha hecho es “quitar inspectores y hacer una amnistía fiscal, que es demoledora para el fraude, porque traslada la idea de que 'no paguéis que os irá mejor'”.

Por ello, ha abogado por leyes “duras” y un mayor número de inspectores, coordinados con la Seguridad Social y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

“Entre el recorte social y la reforma fiscal, los socialistas vamos a ir a la reforma fiscal en profundidad”, ha resaltado el líder socialista, para quien el país tiene un sistema fiscal “injusto, ineficiente y poco transparente”.

En este sentido, Alfredo Pérez Rubalcaba ha abogado por no subir los impuestos a las clases medias y a los trabajadores, aunque sí, ha añadido, por recaudar más para que estos segmentos tengan una mayor capacidad económica.

Así, de entre las medidas más novedosas que los socialistas han incluido en el documento “Bases para la reforma fiscal del PSOE”, ha citado la creación de una figura tributaria única que aúne la valoración del patrimonio de forma homogénea y sin excepciones, y la tributación de la renta.

Ha explicado que de esta forma se trasladarán “los rendimientos del patrimonio al IRPF para que todo el mundo pague y los grandes patrimonios no se escapen”.

La medida permitirá “recuperar 4 puntos del PIB, 40.000 millones de euros” y su filosofía es que “los que más tienen, los más ganan y los que más heredan” sean los que “más paguen”.

El socialista considera este “impuesto sobre la riqueza” una medida “valiente” pero a la vez “necesaria para el Estado del bienestar” y el mantenimiento de los servicios públicos.

El impuesto de sociedades sería otro tributo que los socialistas someterían a revisión; en concreto, proponen fijar un suelo del 15% a este impuesto para que las grandes corporaciones paguen más.

Actualmente, ha añadido, se produce una situación “paradójica” al penalizar, según él, más a la pequeña y mediana empresa que a las grandes multinacionales.

El fin de esta propuesta es aumentar la capacidad recaudatoria del impuesto de sociedades, a la vez que los tipos efectivos se acercan más a los nominales, eliminando los privilegios fiscales y la mayoría de las deducciones.

Mientras se acomete la reforma definitiva, se introduciría una tributación mínima para las grandes empresas, de modo que contribuyan a recuperar la recaudación de este tributo y a estabilizarla en el tiempo.

Además, Rubalcaba ha defendido que se debe buscar la “austeridad y la eficiencia” y garantizar que “no se desperdicie ni un euro”, revisando a su vez las partidas de gasto en las áreas sanitaria, educativa o en las destinadas a combatir el desempleo.

Según el dirigente socialista, “no tiene sentido” que la sanidad y la educación privada y concertada no paguen IVA, por lo que ha abogado por que se deflacten las tarifas de forma automática o la imposición “verde”.

A este respecto, los socialistas apuestan por un consenso con las comunidades autónomas y las entidades locales, mediante la introducción de instrumentos económicos de política ambiental en el sistema tributario.

Completan el paquete de medidas fiscales dos impuestos a la banca, según ha anunciado Rubalcaba, uno sobre “pasivos” y otro destinado a las denominadas “grandes operaciones salariales”.

Archivado En

_
_