Plantilla de 1.700 empleados

Acciona responde con un ERE a la política energética del Gobierno

Presentará el miércoles un ajuste de plantilla en la filial de renovables

Prevé bajas temporales y reducciones de jornada para reducir los despidos

Un operario de Acciona revisa los aerogeneradores fabricados por la propia empresa.
Un operario de Acciona revisa los aerogeneradores fabricados por la propia empresa.

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, advirtió al Gobierno en febrero que tomaría medidas drásticas a la vista de la política energética impulsada por el Ministerio de Industria. Ahora se dispone a cumplir: su empresa va a reducir empleo en el área de energías renovables.

La intención es presentar un ERE el próximo miércoles argumentando razones de producción y organizativas. Fuentes oficiales consultadas por este periódico confirman que la decisión está tomada.

Lo que parece aún por determinar es el calado del ajuste. Acciona Energía cuenta con 1.700 trabajadores en España, repartidos entre las dos plantas de ensamblaje de aerogeneradores (Barásoain en Navarra y La Vall d’Uxió en Castellón), una fábrica de palas (Lumpiers, Navarra), centros de desarrollo de negocio, departamentos de I+D y la fuerza comercial, con implantación especialmente en Madrid, Galicia y Navarra. Los despidos, según se comenta en el entorno de la compañía, podrían alcanzar el 20% de la plantilla, rondando las 350 personas.

La empresa no habla de cifras. Lo único que avanza es que va a incluir medidas como son los cambios de turno, recolocaciones, recortes salariales y bajas temporales, para minimizar en lo posible el calado de los despidos.

Acciona Energía, enfocada al negocio eólico y con presencia en termosolar, fotovoltaica, hidráulica, biomasa, biodiésel o cogeneración, ya planteo un primer recorte de un centenar de empleados en marzo de 2011.

A la actual crisis económica se ha sumado ahora un entorno de negocio desfavorable por las reformas en el sector energético en España. El Gobierno sacó adelante en febrero un nuevo tijeretazo a las primas de las renovables y varió el cálculo anual de los costes regulados del sistema, como son el del transporte, distribución y régimen especial. El argumento del Ejecutivo es el de reducir el déficit de tarifa.

Un hecho que impacta directamente en las cuentas de Acciona, donde se calcula que el ebitda de 2012 fue 170 millones menor de lo esperado debido a la política del Ministerio de Industria. Para este 2013 la compañía estima que su beneficio antes de impuestos se resentirá en unos 160 millones, una cifra equivalente al total del beneficio antes de impuestos de Acciona Energía en 2012 (166 millones).

Las malas noticias, en forma de una menor retribución de las renovables, motivaron informes negativos de los analistas de Bolsa, una notable caída de la cotización y un duro pulso con el Gobierno. Entrecanales llegó a amenazar el mes pasado con llevar la reforma energética a los tribunales. El empresario ha salido al paso en numerosas ocasiones de quienes tachan al negocio de las energías alternativas de actividad primada y de nicho de oportunistas.

División clave

Acciona Energía es, en estos momentos, el motor del grupo, como segunda fuente de ingresos y primera de beneficio bruto de explotación.

A la vista de la situación del negocio en España la compañía tiene en marcha un plan que ejecutará entre 2013 y 2014 y por el venderá activos no estratégicos por unos 1.000 millones de euros.

En Energía está decidido el abandono de la actividad de I+D y la puesta en venta de plantas. En los últimos días se ha especulado incluso con la intención de colocar entre inversores hasta un 30% de Acciona Energía. Lazard y Macquarie trabajan en la ejecución del plan de desinversiones. Al margen del área de renovables, la empresa pretende colocar la autovía de los Viñedos, en España, el hospital canadiense León Bajío (México), los canadienses Fort St. John y Royal Jubilée, y las autopistas A-30 y South Stoney Trail, también en Canadá.

Antes de cerrar desinversiones y de ajustar plantilla, el grupo ya ha rebajado el dividendo en un 20% y ha recortado la remuneración del consejo un 10%.

 

Reformas que han dejado huella en las cuentas

Acciona cita cinco puntos de la Ley 15/2012 y del Real Decreto Ley 2/2013 como cargas de profundidad del Gobierno contra el sector de las renovables. A la compañía de los Entrecanales le afecta el impuesto a la generación, el canon a la hidráulica (Acciona tiene 643 MW), el nuevo marco retributivo de la termosolar, la desaparición de la opción “pool+prima” y la revisión del índice de actualización de tarifa. En total, calcula que todo ello lastra su beneficio antes de impuestos en una cifra aproximada a los 160 millones de euros, lo que frena expectativas de desarrollo en España y le resta fortaleza para generar nuevos negocios en el exterior.

La primera medida tomada por Acciona ha sido la de reducir su plan de inversión en el área de energía en un 50% respecto a las previsiones anteriores para el periodo 2013-2014. Esto supone que solo se atenderán los proyectos comprometidos (unos 390 MW en los dos años) con inversiones de Acciona Energía por no más de 630 millones, frente a los 1.250 millones que sumó entre 2011 y 2012.

La compañía cuenta con 8.437 MW operativos, de los que el 70% están instalados en España. Más de 7.000 MW son eólicos, repartidos entre España (4.713 MW), Estados Unidos, México, Australia, Canadá, Alemania, Italia o Portugal.

Antes del ajuste de plantilla que se avecina en Acciona Energía, la compañía reestructuró en agosto del año pasado su equipo del área de Infraestructuras, donde había 3.700 trabajadores en nómina. Ante el derrumbe de la obra pública local el número de despidos fue de 200, desde los 294 apuntados en el ERE. Además, otras 600 personas se vieron afectadas por bajas temporales y reducciones de jornada.

Normas