Editorial

UGT: reflexión en el 125 aniversario

El 41 Congreso Confederal de UGT echó a andar ayer bajo el lema El trabajo es lo primero con la acreditación del 97% de los 600 representantes que tienen derecho a participar en el evento. Se trata de una convocatoria especialmente simbólica, dado que la central sindical cumple nada menos que 125 años de historia. El secretario de Organización y Comunicación del sindicato, José Javier Cubillo, subrayaba ayer con razón el dramatismo que supone para España contar con 6 millones de desempleados, además de referirse a la “precaria situación” que ha provocado “la reforma laboral” y a la necesidad de replantear el diálogo social “con las instituciones y las representaciones empresariales”. Pese a su larga trayectoria, UGT parece haber olvidado hechos recientes. Es el caso de la oportunidad perdida por los agentes sociales –sindicatos y patronal– hace poco más de un año para llegar a un acuerdo que sentase las bases de la reforma laboral, que terminó realizando el Gobierno de forma unilateral. O la circunstancia, reconocida por la propia central, de haber utilizado esa criticada legislación para realizar sus propios ajustes de plantilla. Por todo ello, este 41 congreso debe servir para realizar un ejercicio de reflexión sobre el papel –valioso y necesario papel– que los sindicatos deben prestar a la España de hoy y de mañana.

Normas
Entra en El País para participar