Bancos centrales de EEUU, Europa y Japón

El FMI descarta riesgos de sobrecalentamiento por la política monetaria expansiva

El Fondo Monetario Internacional publicó los capítulos analíticos de su informe “Perspectivas Económicas Globales

"Incluso en Japón", subraya el informe, "las expectativas permanecen cercanas a la meta del 1 % anunciada en febrero de 2012 a pesar del prolongado periodo de deflación".
"Incluso en Japón", subraya el informe, "las expectativas permanecen cercanas a la meta del 1 % anunciada en febrero de 2012 a pesar del prolongado periodo de deflación". EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmó hoy que la inflación global está en un “nivel notablemente bajo” y descartó riesgos de “sobrecalentamiento” en las principales economías avanzadas por la política monetaria expansiva de los bancos centrales de EEUU, Europa y Japón.

“Hacia el futuro, nuestros análisis sugieren que la actual política monetaria expansiva es poco probable que tenga unas consecuencias inflacionarias significativas”, indicó el Fondo tras la publicación de los capítulos analíticos de su informe “Perspectivas Económicas Globales”.

El estudio del organismo internacional destaca que ya que las expectativas inflacionarias “permanecen firmemente ancladas, es probable que la inflación también se mantenga estable a medida que se afianza la recuperación”.

El FMI señaló que la clave para que la inflación esté controlada ha sido la “independencia y credibilidad” de los bancos centrales y sus políticas de metas inflacionarias que han logrado “anclar con éxito” las expectativas sobre los precios en las últimas décadas.

“Incluso en Japón”, subraya el informe, “las expectativas permanecen cercanas a la meta del 1 % anunciada en febrero de 2012 a pesar del prolongado periodo de deflación”.

El análisis del Fondo supone un espaldarazo a las políticas extraordinariamente expansivas aplicadas en los últimos años por la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo y el Banco de Japón, con el objetivo de estimular la frágil recuperación económica.

Precisamente hoy, el Banco de Japón (BOJ) inició, con la compra de 1,2 billones de yenes (casi 9.400 millones de euros) de bonos de deuda pública a largo plazo, su nuevo programa de estímulo centrado en inyectar liquidez a los mercados financieros y acabar con la deflación.

La Fed lleva más de tres años con las tipos de interés de referencia entre el 0 % y el 0,25 %, y el BCE también mantiene los tipos de referencia en los niveles más bajos de su historia al 0,75 %, desde hace casi un año.

Normas