La acción cae un 4%

Por qué los turistas ya no visten de Prada

Los inversores, decepcionados con los resultados

El calendario y la menor venta a turistas, claves del castigo

Escaparate de una tienda Prada
Escaparate de una tienda Prada

La firma de lujo Prada presentó el pasado viernes resultados que, a priori, tenían visos de triunfar de cara a los inversores: en su último ejercicio fiscal, que finalizado el 31 de enero, el grupo obtuvo un beneficio neto récord de 625,7 millones de euros, un 44,9% más, con ingresos de 3.297 millones, lo que supone un aumento del 29%.

La acción de Prada, sin embargo, ha registrado hoy una caída del 4% en la Bolsa de Hong Kong donde cotiza: las ventas de en superficie comparable (tiendas abiertas más de 12 meses) han frenado su crecimiento en ventas, especialmente por el menor incremento del gasto de los turistas asiáticos, motor principal de las ventas en Europa. Así, a la crisis de la zona euro, que ha afectado al turismo de dentro de Europa, se suma ahora el menor crecimiento del potente turismo asiático, base fundamental en las ventas del fabricante de moda y de marcas como Miu Miu.

“Una menor aumento” de los márgenes sobre ventas, que pasaron del 24,6% al 27%, ha sido el desencadenante para las caídas en Bolsa de un valor que está estable en lo que llevamos de año. Los analistas de Citi añadían un factor negativo en una nota sobre el valor: "queremos poner de relieve los riesgos de volatilidad de los flujos turísticos en Europa y dentro de Asia, posiblemente exacerbados por el brote de gripe aviar reciente de China", señalaban.

Por su parte, Barclays redujo su calificación con el argumento de que las previsiones para los próximos meses en ventas comprables son “moderadas”. Según Reuters, en los últimos 30 días, tres de los 30 analistas que cubren Prada han rebajado sus recomendación sobre el valor.

Normas
Entra en El País para participar