Muchos inversores reclaman cambios estratégicos rápidos en la compañía

Dimite el presidente de HP tras el fiasco de la compra de Autonomy

El consejo de la compañía designa como presidente interino a Ralph V. Whitworth

Ray Lane, presidente del consejo de HP.
Ray Lane, presidente del consejo de HP.

La polémica compra de Autonomy por parte de HP se ha cobrado ya sus primeras víctimas. Anoche, el presidente del consejo de HP, Raymond J. Lane, presentó su dimisión. La razón estaría en el fiasco de la adquisición en 2011 de esta compañía británica, que ha ocasionado al gigante tecnológico estadounidense pérdidas multimillonarias. El consejo de HP ha designado como presidente interino de la multinacional a Ralph V. Whitworth y ha iniciado la búsqueda de un nuevo presidente no ejecutivo, informó Europa Press.

Además de Lane, también han presentado su renuncia los consejeros John H. Hammergren y G. Kennedy Thompson, que habían formado parte del consejo de HP durante los siete y ocho últimos años respectivamente. "Tras reflexionar sobre la votación de los accionistas del mes pasado, he decidido dimitir como presidente ejecutivo para reducir cualquier posible elemento de distracción en la transición que lleva a cabo HP”, aseguro Lane, que fue muy criticado por los accionistas por la compra de Autonomy.

La salida del presidente del consejo llega semanas después de que Lane fuera reelegido en la última junta de accionistas con menos del 60%o de los derechos de voto, frente al 96% de hace un año, aseguró Reuters.

Esto le da margen de maniobra a la consejera delegada de HP, Meg Whitman, para sacar a la compañía de la crisis. La compañía, que está sufriendo por la caída del mercado de los PC, cerró su ejercicio fiscal de 2012 con pérdidas de 12.650 millones de dólares (9.730 millones de euros) tras asumir depreciaciones de 8.800 millones de dólares (6.770 millones de euros) en relación con “graves incorrecciones contables” en Autonomy Corporation.

HP compró Autonomy en 2011 por un total de 11.000 millones de dólares. Una suma excesivamente elevada, según criticaron en su día diferentes analistas.

La multinacional anunció el pasado mes de noviembre que ponía en manos de la SEC y de la Oficina de Fraudes del Reino Unido el caso y explicó que había demandado una investigación que aclare cuál era la situación real de Autonomy antes de su adquisición. HP también anunció entonces acciones legales para que los accionistas no se sientan afectados por el fraude y recuperen lo invertido.

Pese a las acusaciones de fraude contable por parte de HP, Deloitte negó haber detectado "métodos contables inapropiados" en la compañía británica, lo que sembró dudas sobre las declaraciones del fabricante de PC.

Muchos inversores llevan tiempo reclamando a Whitman una reorganización radical de la dirección y de la estrategia del gigante tecnológico. Quieren olvidar cuanto antes la compra de Autonomy, pero también las fracasadas elecciones de consejeros delegados en el pasado, que han llevado a la compañía a una crisis que le está costando atajar.

Normas