El FROB debe decidir antes del 30 de abril

Sabadell y Espírito Santo presentan oferta vinculante por Banco Gallego

La entidad portuguesa confirma a la CNMV su interés por la gallega

El ganador de la puja no contará con esquema de protección de activos

Sabadell y Espírito Santo presentan oferta vinculante por Banco Gallego

La que puede ser la última subasta de una entidad bancaria española en mucho tiempo cerró hoy viernes un nuevo capítulo. Finalizó el plazo para la presentación de ofertas vinculantes por Banco Gallego, anteriormente filial de la nacionalizada Novagalicia y ahora controlada prácticamente al 100% por el FROB. Su subasta ha sido el destino trazado dentro del plan de recapitalización acordado con la Comisión Europea, después de que se detectara una patrimonio negativo en la entidad gallega de 150 millones de euros.

En esta recta final y definitiva de la subasta, Sabadell y Espírito Santo han presentado sus ofertas vinculantes. La entidad catalana parte como gran favorita, seguida de la portuguesa, que ha declarado abiertamente su interés por ganar tamaño en España al calor de la reestructuración del sistema financiero y ha remitido a la CNMV un hecho relevante en el que confirma la presentación de su oferta por Banco Gallego.

El FROB deberá tomar ahora una decisión y anunciarla antes del próximo 30 de abril, según el calendario pactado con Bruselas. Sabadell, Espirito Santo ya superaron la primera ronda de la subasta con la presentación de ofertas no vinculantes el pasado 4 de marzo, a las que también se sumó entonces el venezolano Banesco. Este último habría enfriado sin embargo en los últimos días su interés por la entidad financiera gallega.

El FROB fracasó a principios del pasado mes de marzo en el proceso de subasta de Catalunya Banc, ante la evidente ausencia de entidades interesadas. A diferencia de pujas anteriores, como la de CAM, Unnim o Banco de Valencia, esta vez no se ofreció un esquema de protección de activos para el comprador, lo que fue detonante para que el proceso quedara desierto y el FROB renunciara a una venta sin ningún beneficio.

La subasta de Banco Gallego no ha tropezado con ese obstáculo y fuentes financieras aseguran que saldrá adelante. El tamaño de la entidad es mucho menor, con un volumen de activos de 3.500 millones de euros y una red de unas 150 oficinas, lo que facilita su venta, incluso sin la concesión de un esquema de protección de activos, un punto en el que el FROB no va a dar marcha atrás.

Banco Gallego está controlado actualmente en un 99,95% por el FROB, que provocó una operación acordeón en la entidad, aprobada con sus votos en la junta de accionistas celebrada en enero. El proceso se saldó finalmente con la aportación de 80 millones de euros de este fondo.

Normas