El índice ha caído un 0,71%, a 7.847,90, después de llegar a subir un 1,7%; la prima está en 367

El Ibex perfora los 7.900 puntos

El euro se recupera en la recta final tras tocar mínimos desde noviembre

El español a 10 años se queda por debajo del 5% tras el éxito del Tesoro

Panel de cotizaciones en el NYSE.
Panel de cotizaciones en el NYSE. Reuters

Las Bolsas europeas han cerrado a la baja y la deuda periférica ha frenado el descenso de su rentabilidad. Las palabras de Mario Draghi han sembrado cierto temor entre los inversores. El presidente del BCE ha mandado su mensaje habitual (los tipos de interés seguirán bajos el tiempo que sea necesario) pero además ha advertido con especial hincapié sobre el riesgo que corre la potencial recuperación de la economía de la zona euro.

IBEX 35 8.402,70 -4,96%

Draghi ha reconocido que, aunque la decisión de manener los tipos de interés en el actual 0,75% se tomó en consenso, hubo un intenso debate sobre la cuestión. José Luis Martínez Campuzano, economista jefe de Citi en España, considera en una nota que "el ECB bajará probablemente los tipos de interés en mayo o junio". Martínez Campuzano añade que es clara la disposición del Banco Central a presionar a los gobiernos para que tomen medidas de integración que realmente resuelvan la crisis. Y ha lanzado un aviso a navegantes: el margen de maniobra del BCE no es el de la Fed.

El Ibex, después de haber llegado a subir un 1,7% en el mejor momento del día, ha perforado los 7.900 puntos, terminando en los 7.847,90, tras bajar un 0,71%. Es cierto que el dato de paro semanal en Estados Unidos había sentado muy mal a las Bolsas europeas. El número de peticiones iniciales de desempleo en la semana pasada alcanzó las 385.000, frente a las 353.000 esperadas por el consenso de analistas recopilado por Bloomberg.

Draghi no ha aplacado a los mercados. En su rueda de prensa, el presidente del BCE ha asegurado que ni el BCE ni el FMI ni la Comisión Europea eran partidarios de penalizar los depósitos inferiores a 100.000 euros. Draghi ha destacado que la decisión inicial fue corregida con prontitud. Ha defendido que el rescate a través de los propios acreedores de los bancos (bail in) no tiene por qué ser un problema, si bien ha remarcado que tiene que haber unas reglas claras para su aplicación y, en todo caso, ha remarcado que Chipre no es el modelo que debe seguirse en otros rescates.

La prima de riesgo ha subido hasta los 364 puntos básicos desde los 362 a los que concluyó ayer y después de haber marcado un mínimo en los 353. La rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en el 4,91%. El euro, tras hablar Draghi, se fue a niveles de 1,278 dólares, mínimos desde el pasado noviembre, frente a los 1,285 dólares de última hora de ayer. Sin embargo, en la recta final de la sesión en el Viejo Continente se ha recuperado hasta los 1,286.

La primera gran cita en las reuniones de los grandes bancos centrales fue la de Japón, que ha anunciado un intrépido de programa de compra de bonos anunciado hoy por el Banco de Japón.  El de Reino Unido, después, que ha mantenido los tipos y ha adelantado la compra de activos prevista en 2014 a este año. Eso sí, no ha incrementando el importe de los estímulos.

La subasta de bonos por parte del Tesoro español se ha saldado con unos buenos resultados. España ha captado 4.300 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, por encima del máximo previsto de 4.000 millones. A quien también han afectado las medidas del Banco de Japón ha sido al Nikkei, que ha logrado enjugar las pérdidas del 1,7% que cosechaba a mitad de sesión para cerrar con un alza final del 2,2%. La noticia ha llevado a pérdidas al yen frente al dólar.

Normas
Entra en El País para participar