Recupera niveles de ventas de 2007

La automoción de EE UU deja atrás la crisis en el peor momento de Europa

Las ventas de turismos en EE UU alcanzaron en marzo los 1,45 millones de unidades

Alemania, por contra, matriculó un 17% menos que en marzo de 2012

Una planta de fabricación de Ford
Una planta de fabricación de Ford

El mercado norteamericano del automóvil consolida su recuperación, justo en el momento en que las ventas de automóviles en los países de referencia de Europa ven profundizar su caída. En el mes de marzo se vendieron 1,45 millones de turismos en EE UU, lo que representa la mejor cifra de matriculaciones desde agosto de 2007, cuando se comercializaron 1,48 millones. Esto significa volver a los niveles previos a la crisis financiera, tras seis años en el que la industria americana de la automoción ha pasado de la quiebra, solo esquivada por la inyección de dinero público, a generar un volumen de ventas suficiente para recuperar las acciones que conservaba el Gobierno estadounidense.

Este decidía en 2009 salvar de la bancarrota a dos de los tres grandes productores del país: a General Motors (GM), con una inyección de 50.000 millones de dólares de dinero público, y a Chrysler, con cerca de 12.000. GM presionó en los últimos meses con la intención de comprar las acciones que aún están en poder del Gobierno y recuperar la independencia en la gestión, lo que tuvo resultado. El Departamento del Tesoro saldrá del fabricante de automóviles en 15 meses, a través de la venta de 200 millones de acciones por 5.500 millones este año, y otros 300 millones de acciones en 2014. Chrysler ya no tiene ninguna participación estatal entre su accionariado, tras un rescate suavizado por la venta de sus operaciones europeas a Fiat.

La última estimación del propio Tesoro asegura que las pérdidas totales que ha causado la salvación de su industria del automóvil son de 20.000 millones de dólares, el precio de no dejar uno de sus sectores de referencia, que también lo es para Europa, pero que atraviesa una realidad diferente.

Caídas de dos dígitos

Después de cerrar 2012 en el nivel de ventas más bajo en 17 años, los datos del primer trimestre de 2013 tampoo invitan al optimismo. Los principales mercados del continente acumulan caídas trimestrales de dobles dígitos, agravadas en marzo por el efecto estacional dela Semana Santa, aunque sin él la caída no habría suavizado la tendencia negativa. El mercado alemán de turismos, el principal de Europa, caía en el último mes un 17% hasta los 281.000 unidades, en el que es el quinto mes consecutivo de caídas, aunque en octubre de 2012 el avance fue de apenas el 0,5%.

En Francia el descenso fue del 16,4% el mes pasado, mientras que en el acumulado trimestral es del 14,7%.La CCFA, patronal gala de los fabricantes, mantiene su previsión de perder solo un 5% este año, algo que se conseguirá, cree, con un repunte en la segunda mitad del año. La caída en otro de los mercados de referencia, Italia, ha sido del 4,9%, una cifra baja pero solo porque en el mismo mes de 2012 una huelga en el sector castigó las ventas. El primer trimestre del año lo cierra perdiendo un 13% de mercado. A todos ellos hay que añadir el descenso del 14% en España en el mes pasado.

El único gran mercado que se salva de la quema en Europa es el Reino Unido, que creció en torno al 10% en enero y febrero. Y no por casualidad. Las recetas económicas aplicadas en la zona euro han minado la confianza del consumidor y las perspectivas de crecimiento económico.

La recesión en la mayoría de países del euro, y el estancamiento en Alemania, explican la depresión de un sector tan ligado a la situación económica y a la confianza. Las previsiones dicen que EE UU crecerá entre un 1,7 y un 2% este año, lo que unido a los últimos datos de empleo, supone un estímulo suficiente para que su mercado del automóvil recupere el camino previo a la crisis, y cerrar 2013 entre los 15 y los 15,5 millones de coches vendidos.

En Europa, las perspectivas indican que, si 2012 fue el peor año en 17, 2013 lo será en 18.

Normas