Breakingviews

Una asistencia convertida en soga

La línea de liquidez de los bancos chipriotas se ha vuelto una soga. El banco central del país ayudó a mantener a flote al Laiki con unos 9.000 millones de euros de la llamada liquidez de emergencia (ELA por sus siglas en inglés), antes de que el banco fuese liquidado como parte del plan de rescate de Chipre. Esos 9.000 millones se han cargado al Banco de Chipre, que absorberá los activos buenos del Laiki.

Los chipriotas pueden preguntarse por qué Panicos Demetriades, el gobernador del banco central, ha acordado que el Banco de Chipre cargue con la factura dela ELA de otro banco. Como último recurso, ese tipo de financiación resulta cara. Dejará al único gran banco de Chipre con ganancias aún menores para proteger su capital base, que se verá muy erosionado en los próximos años, como toda la economía. Una opción más amistosa hubiese sido dejarla ELA en un banco malo, junto a los depósitos no asegurados de Laiki y sus créditos basura.La ELA está protegida por grandes quitas, de hasta el 75%.

El Banco de Chipre tiene que cargar ahora con la asistencia de liquidez dada al Laiki

Pero incluso dejarla ELA en el banco malo hubiese incrementado el montón de deuda del gobierno de Chipre. A diferencia de las operaciones de asistencia de liquidez habituales del Banco Central Europeo,la ELA es una obligación para el banco central nacional, y por ello para su propio gobierno, no para el BCE. Dado que equivale al 60% del PIB, y dado que las pérdidas en el Laiki podrían ser dolorosas, la opción de un banco malo hubiese significado la asunción de más pérdidas por parte de Chipre.

Por ello, Demetriades decidió trasladarla ELA al único banco sano. Tras el esperado golpe a los depositantes no asegurados, es probable que el Banco de Chipre alcance un ratio Core Tier 1 del 15% a corto plazo. El colchón extra, a costa de sus propios depositantes, no solo es para proteger al banco de futuras pérdidas por su exposición a la economía chipriota. También para asegurar que se paga la deuda al banco central del país.

La única otra forma de evitar la gran responsabilidad que los contribuyentes chipriotas están tomando a través del Banco de Chipre hubiese sido abandonar la eurozona. Tampoco era una opción atractiva.

Normas