Tribuna

Internet se pone las ruedas

El mercado de vehículos de ocasión está en su mejor momento. En el año 2012 de cada tres coches vendidos más de dos eran de segunda mano. En medio de este auge, la población ha buscado sus propios medios para comercializar sus coches y las calles se han llenado con el anuncio de “se vende”.

Paralelamente a este boom de los vehículos de ocasión el problema está en que también han aumentado las operaciones fuera de la legalidad, esas que cuestan al sector del motor unos 30 millones de euros anuales y que representan el 10% del total de las operaciones. Una preocupante situación cuya primera consecuencia es la inseguridad del comprador. Una inseguridad tanto jurídica –el comprador suele renunciar explícitamente a la garantía– como mecánica.

Aunque el Grupo Parlamentario Popular tiene el planteamiento de crear normas que regeneren y profesionalicen el mercado y permitan luchar contra estas prácticas, el sector se ha anticipado y ya ha comenzado a abrir nuevos canales y negocios en internet que permiten dotar de herramientas profesionales a los procesos de compraventa de vehículos de ocasión entre particulares, un nicho que actualmente representa al 58% de las transacciones.

Rompiendo el mito de que vender o comprar por internet no es seguro, han surgido nuevas empresas que se dedican a la subasta de coches usados en la red. Un innovador modelo que, pensando en la seguridad y comodidad de los usuarios, obliga a la inspección previa del coche, tanto mecánica como administrativa, da soporte a comprador y vendedor durante el proceso de venta, y culmina con la prueba del vehículo, la entrega de documentación y el pago en su propia red de gestorías asociadas.

Las herramientas aplicadas por las plataformas permiten evitar una serie de riesgos que, en la mayoría de los casos, son desconocidos por los particulares, como posibles daños mecánicos, trabas administrativas y legales para la venta de los vehículos, riesgos propios de mostrar el vehículo a un desconocido, posibles fraudes en el pago y/o falta de garantía en la compra.

El compromiso de estos portales con los usuarios no suele limitarse a la operación de compraventa, sino que en algunos casos incluso ofrecen garantías por un año para piezas fundamentales del coche como son el motor y la caja de cambios. Estas novedosas iniciativas aportan una solución fácil, cómoda y segura para hacer frente a las operaciones ilegales que, desde el inicio de la crisis económica, se han incrementado en un 20%, hasta los 95.000 casos al año. Sin embargo, estos nuevos canales necesitarán el tiempo necesario para invertir la tendencia y conquistar la confianza de los nuevos usuarios, sobre todo, de quienes aún tienen renuencia a realizar operaciones comerciales por internet.

El reparo a comprar por internet no es el único freno de los nuevos canales online. Los consumidores también cuentan con otros temores, en su mayoría infundidos, que están relacionados con el sector del motor. El más común es la preocupación que existe por el kilometraje de los vehículos. Usualmente, se considera que un coche que supera los 150.000 kilómetros no es fiable. Una afirmación falsa.

A pesar de que el kilometraje es un indicador para conocer el estado de un coche, no se traduce en una radiografía exacta del automóvil, ya que existen vehículos que cuentan con un kilometraje que oscila entre los 150.000 y 300.000 kilómetros y ofrecen un desempeño mecánico optimo, mientras que otros con menor recorrido no cumplen con los requisitos mínimos de calidad para su disfrute. Por este motivo, resulta tan necesaria la evaluación de un perito a todos los coches de segunda mano que se comercializan. Una herramienta profesional que, gracias a los nuevos canales, están a disposición de todos los ciudadanos.

A pesar de que aún existen asignaturas pendientes en este sector del motor y del comercio online, lo importante es que se ha dado un primer paso para contrarrestar el fraude y el intrusismo. Un paso que usa como plataforma soluciones modernas que son capaces de proteger a compradores y vendedores al mismo tiempo, a la vez que permiten el proceso de compraventa de un vehículo con un sencillo clic.

Frank Rodíguez es Director General de Betcars.com.

Normas
Entra en El País para participar