Pide "dos grupos restringidos"

Napolitano descarta dimitir y urge a los partidos a un acuerdo de mínimos

El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano.
El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano. EFE

En una comparecencia ante los medios en la sede de la Presidencia de la República, el Palacio del Quirinal de Roma, Napolitano habló de "dos grupos restringidos" a los que lanzó esa propuesta y les pidió que formulen una lista sobre los "temas esenciales" que el país debe afrontar, de acuerdo con los compromisos contraídos con la Unión Europea (UE). 

Esos "dos grupos restringidos" se constituirán el próximo martes y tendrán un carácter “político-institucional” y “económico-social”, respectivamente, y serán compuestos por figuras que decidirá Napolitano, quien después recibirá un informe con sus conclusiones. Una vez concluido el trabajo de estos dos “grupos restringidos” de personalidades, los partidos deberán realizar su papel, en la responsabilidad a la que el jefe del Estado apeló hoy de nuevo, después de no haber cedido casi ni un milímetro en las posturas que han mantenido desde las elecciones de febrero.

"Me quedaré hasta el último día de mi mandato", declaró Napolitano después de que los medios italianos informaran de que termina su mandato el próximo 15 de mayo pero podría adelantar su abandono para dar un rodeo a los artículos constitucionales que impiden a un presidente que disuelva el Parlamento en los últimos días de su función.

En su lugar, Napolitano ha pedido a todos los partidos un "último esfuerzo" para concretar un Gobierno funcional tras la ronda de consultas que el presidente mantuvo ayer con los representantes de los tres partidos políticos más votados en los últimos comicios: el Partido Democrático de Pier Luigi Bersani, el Partido de la Libertad del ex primer ministro, Silvio Berlusconi, y el Movimiento Cinco Estrellas del cómico Beppe Grillo. "Creo que puedo contribuir hasta el último día de mi mandato para encontrar una solución al estancamiento", declaró Napolitano.

"Todavía hay diferentes posturas sobre el gobierno, pero yo seguiré ejerciendo mi mandato hasta el último día como me ordena el sentido de interés nacional", confirmó. "No quiero esconder al país que todavía estoy encontrando dificultades", reconoció no obstante, pero refirmó su "fe en la posibilidad de superar, de manera responsable, la situación" Napolitano recordó que el actual Gobierno italiano que lidera el primer ministro saliente, Mario Monti, "todavía está operativo y en el poder", y concluyó su intervención con un mensaje a los mercados: "El gobierno está a punto de tomar medidas urgentes para la economía, de acuerdo con la UE y con la contribución esencial del nuevo Parlamento a través del trabajo de la comisión especial presidida por (Giancarlo) Giorgetti".

Normas
Entra en El País para participar