El mercado trata de pasar página con Chipre

El Ibex se aferra a los 7.900 mientras la prima cae de los 380

El Ibex cierra con un avance del 0,25%

El riesgo país se sitúa en los 378 puntos básicos

Operadores en la Bolsa de Nueva York.
Operadores en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

El bofetón chipriota ha impedido al Ibex cerrar al alza su tercer trimestre consecutivo. Los mercados, tras arrancar esta mañana con pérdidas cercanas al 1%, se han estabilizado y al cierre del jueves el selectivo consigue mantener el soporte de los 7.900 puntos, tras concluir la sesión con un avance del 0,25%. Sin embargo, los ascensos de última hora no han sido suficiente para borrar los números rojos de una semana en la que el índice la Bolsa madrileña se deja un 4,92%. En el conjunto de los primeros tres meses de 2013, el Ibex cae un 3,03%.

IBEX 35 6.950,50 -0,11%

El lunes las declaraciones del presidente del Eurogrupo pusieron fin a la alegría que inundaba a los inversores después de conocerse que la crisis desatada en la isla mediterránea ya tenía una solución. Jeroen Dijssebloem sembró el temor al señalar que el rescate ensayado para Nicosia sería la fórmula a seguir en futuras intervenciones. El revuelo causado por sus palabras desató una oleada de ventas que adquirieron especial protagonismo en el sector bancario.

Las dudas sembradas por el dirigente del Eurogrupo continuaron pensado sobre la mente de los inversores hasta este jueves, día en que finalmente la banca chipriota ha abierto sus puertas después de diez de cierre. Sin embargo, esto no ha sido supero para aliviar las tensiones. Al contrario, crecen junto con las dudas de los mercados sobre la capacidad europea para atajar la crisis. De hecho, por primera vez desde el nacimiento del euro se han impuesto duras restricciones al movimiento de capitales en uno de los países del club.

Las primas de riesgo de los países del arco mediterráneo vuelven a estar descontroladas. Esta mañana, la del bono español a 10 años ha llegado a marcar los 390 puntos básicos, récord en un mes, si a última hora las dudas han amainado y el riesgo país se sitúa en los 377 puntos básicos. Sin embargo, los esfuerzos del bono a diez por no superar la barrera del 5% caen en saco roto. El diferencial italiano con el bund alemán también aumenta y roza los 350 puntos.

Italia y su imposibilidad de formar gobierno es uno de los grandes problemas a los que tendrá que enfrentarse la zona euro dentro de muy, muy, poco tiempo. "Este sí que creemos que es un problema grave para la eurozona [...]. Además, no está claro que unas nuevas elecciones fueran a cambiar mucho la situación [de hecho, las encuestas dan como eventual ganador de unas elecciones aBeppe Grillo]. Esperemos que a última hora los principales partidos políticos del país recapaciten y lleguen a un acuerdo de gobierno, al menos hasta poder cambiar la ley electoral, lo que favorecería la gobernabilidad en el futuro", advierten desde Link Securities.

La ganadora de este desconcierto, como ocurre siempre que parecen desmoronarse los cimientos de la Unión Europea y de la zona euro es Alemania. Los inversores vuelven a confiar ciegamente en el país gobernado por Angela Merkel para preservar sus ahorros, y su sacrosantobundofrece un rendimiento del 1,27%, cerca del mínimo histórico del 1,17% que marcó el pasado julio, cuando el miedo a los países periféricos estaban en su punto álgido.

Por si fuera poco con Chipre, está la revisión al alza del déficit español, que se irá al 6,98% frente al 6,74% anunciado por Hacienda. Ha sido orden de Eurostat, que le ha dado una bofetada al ministro Cristóbal Montoro, que llegó a decir que si Europa revisaba el dato de déficit sería a la baja... Nada más lejos de la realidad.

El euro, aunque repunta ligeramente, cotiza aún en el entorno de los 1,28 dólares frente a los 1,278 de última hora de ayer. Sin embargo, el nivel de este jueves está lejos de los 1,32 dólares que registraba al inicio del 2013.

Normas
Entra en El País para participar