El selectivo se va al soporte de los 7.900 puntos tras caer un 1,13%; la prima de riesgo roza los 380 puntos

El desgobierno de la UE daña al Ibex e inflama la deuda pública

La prima de riesgo se ha disparado 20 puntos básicos, hasta 379

El euro continúa su caída, hasta 1,278, mínimos desde noviembre de 2012

Un hombre observa unos gráficos en el panel de la Bolsa de Atenas en la capital griega.
Un hombre observa unos gráficos en el panel de la Bolsa de Atenas en la capital griega. EFE

Los inversores buscan paz pero no la encuentran en medio del desconcierto y del desgobierno que reina en la Unión Europea. El inefable presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se corrigió a sí mismo y ha asegurado que en realidad no quería decir que la solución chipriota sea aplicable a otros rescates bancarios.

IBEX 35 9.195,90 -0,07%

La mala noticia es que los mercados ya no se creen nada. “Lo único claro es que el desgobierno y la falta de liderazgo son absolutos, las decisiones se toman sin pensarlas; es terrible y también normal que los mercados se hayan tomado todo lo ocurrido en la isla como se lo han tomado”, explica un operador. El Ibex llegó incluso a perder el nivel técnico de los 7.900 puntos, marcó un mínimo en los 7.822,5;en ese momento, el hundimiento era del 2,10%. Al cierre, recuperó el soporte pero su eventual pérdida abriría la puerta a una caída en el peor de los casos hasta los 7.200 puntos, según los analistas técnicos. Finalmente, el índice de referencia cerró con una caída del 1,13%, en los 7.900,40 puntos. El volumen de negocio de la Bolsa española alcanzó los 2.779 millones de euros, según Infobolsa. La cifra se sitúa ligeramente por encima de la media diaria de 2.623 millones correspondiente a marzo, de acuerdo a los datos recopilados por BME.

En el resto de los parqués del Viejo Continente también se impusieron los números rojos. El FTSE 100 británico se dejó un 0,18%; el Cac francés, un 0,99%; el Dax alemán, un 1,15%; y el Mib italiano, un 0,92%. En el año, el Ibex es el segundo peor índice con un retroceso del 3,27%, solo por detrás del selectivo italiano, que cae un 5,65%.

Eso sí, hay expertos que ven luz al final del túnel. “Entendemos que la controversia sobre si el rescate de Chipre es o no un modelo a seguir en futuros rescates debe ser superada, ya que las características del sector bancario del país, tal y como se ha venido diciendo desde un principio, son muy particulares y no se pueden extrapolar a ningún otro país de la eurozona”, señalan desde Link Securities.

Los acuerdos alcanzados para el rescate de Chipre, que implica pérdidas para grandes depósitos y acreedores además de la primera restricción a los movimientos de capital de la eurozona desde su fundación, ha supuesto un nuevo capítulo en la crisis de deuda europea cuyos últimos capítulos están aún por suceder. Las espadas continúan por todo lo alto. Ya se sabía que la Comisión Europea tiene guardada en el cajón la directiva que contempla que los depósitos superiores a 100.000 euros sufran quitas en los rescates bancarios a partir de 2018. Pero ahora países como Alemania, Holanda y el propio BCE quieren adelantar su entrada en vigor a 2015.

En el mercado de deuda de los países del arco mediterráneo, los nervios se dispararon por completo. La prima de riesgo española cerró en los 379 puntos básicos –el martes, había concluido a 359, y la rentabilidad del bono a 10 años ha vuelto a alcanzar el 5%.

El euro, en mínimos de noviembre

Mientras, el riesgo país italiano también se ha disparado, hasta los 348 puntos básicos desde los 323 a los que concluyó el martes. Los expertos señalan que hay un nuevo frente de inestabilidad en el que las Bolsas aún no se han fijado mucho: la inestabilidad política en Italia. “Es el otro gran factor de incertidumbre, la formación de un nuevo gobierno estable en Italia irá retomado protagonismo en los próximos días”, advierten desde Link. Eso sí, a río revuelto, ganancia de pescadores o, mejor dicho, de Alemania. El rendimiento de su venerado bund alemán a 10 años se sitúa en el 1,28% y se acerca a su mínimo histórico de 1,167% de julio de 2012.

El euro, por su parte, bajaba a niveles mínimos de noviembre del año pasado, hasta 1,278 dólares desde los 1,286 de última hora del martes.

Normas
Entra en El País para participar