Conflicto laboral

El Sepla aconseja a los pilotos de Iberia el voto contra el acuerdo de mediación

El sindicato se aferra al laudo y no se siente afectado por el plan de ajuste

La asamblea en que se avota el acuerdo del mediador se celebra el 3 de abril

Se avecina nueva tormenta en Iberia. El Sepla está abonando el terreno para que los 1.400 pilotos de la compañía se opongan al acuerdo diseñado por el mediador Gregorio Tudela –firmado por la mayoría de la representación sindical– para materializar el ajuste de personal en la aerolínea.

El sindicato, absolutamente mayoritario entre los pilotos de Iberia, ni aceptó ni firmó el pasado 13 de marzo el documento de mediación, que salió adelante ante la ministra de Fomento, Ana Pastor, con el visto bueno de CC OO, UGT, Sitcpla, Asetma, USO y CTA Vuelo. Fue una muestra de inicial desacuerdo desde el Sepla, que argumentó que debía someter la propuesta a sus afiliados y que estos debían ser convocados con un plazo de 15 días.

Esa asamblea decisiva tendrá lugar el próximo 3 de abril y, de momento, la sección sindical del Sepla, dirigida por Justo Peral, ha comunicado a sus bases que no está de acuerdo con el plan de recortes: 3.141 bajas, de las que 258 son pilotos, y reducciones salariales del 14% para pilotos y azafatas, y del 7% para el personal de tierra. Unas medidas que deben complementarse con mejoras en la productividad. Al respecto, el sindicato opina que el pacto “no cubre los mínimos para los que tenemos mandato recibido en las asambleas”.

Distintas interpretaciones

El problema legal surge cuando el mediador Tudela, el Ministerio de Fomento, la mayoría de los sindicatos y la propia dirección de Iberia suscriben que el voto mayoritario a favor de la propuesta de mediación –dieron el sí los representantes de más del 83% de la plantilla– compromete a los pilotos. Un argumento que es rechazado de plano por el Sepla: “No sería legal aplicarnos ni el ERE ni la reducción salarial que establece el documento de mediación”, afirman en una circular interna. El argumento principal es que no han estampado su firma junto al personal de tierra y tripulación de cabina de pasajeros (TCP).

El sindicato recuerda que, sumados los recortes del laudo dictado por Jaime Montalvo por el conflicto de Iberia Express, la rebaja salarial para los pilotos “supera el 45% en nuestras tablas”, y reitera que la mediación no ha resuelto “ninguno de nuestros problemas ni alcanza ninguno de nuestros objetivos”.

El Sepla reclama que Iberia recupere la producción de corto y medio radio que hoy prestan Iberia Express, Vueling y Air Nostrum; antepone el cumplimiento del laudo a cualquier ajuste en la aerolínea; pide la aplicación del ERE en vigor en Iberia (72/01), sin recortes por parte de la dirección, y que las bajas sean voluntarias para los mayores de 60 años.

Primeras negociaciones infructuosas con la dirección

Iberia y sus pilotos están lejos del acuerdo en cuestión de mejora de la productividad. El mediador frenó el ERE sobre 3.807 empleados y en su lugar fijó la salida de 3.141 trabajadores, principalmente por la vía de las prejubilaciones, y dejó sentadas rebajas salariales que deben acompañarse de otras medidas.

De momento, la empresa ha rechazado dos propuestas de los pilotos. Estos piden que las bajas incentivadas para menores de 60 años sean de 35 días por año y un techo de 30 mensualidades, y la posibilidad de poder trabajar en British. A cambio ceden, entre otros puntos, quitar el refuerzo de pilotos en vuelos por debajo de las 9 horas y 20 minutos; en corto radio aceptan el convenio de Vueling para régimen de trabajo y descanso si Express vuelve a la matriz, y firmarían nuevas tablas salariales para los nuevos pilotos.

Normas
Entra en El País para participar