Mayores cargas tributarias

España lidera el aumento de la presión fiscal sobre las rentas del trabajo

El IRPF y las cotizaciones equivalen al 41,4% del coste laboral de un salario medio

Solo seis países de la OCDE, entre ellos, España elevaron el impuesto sobre la renta en 2012

Empleados en un taller de coches.
Empleados en un taller de coches.

España registró en 2012 el mayor incremento de la presión fiscal sobre las rentas del trabajo en la OCDE, según un informe avanzado hoy por el organismo internacional. La OCDE mide qué porcentaje del coste laboral total representan el IRPF y las cotizaciones sociales que asume el empleado y el empresario. Así, en España, la presión fiscal alcanzó en 2012 para un asalariado soltero, sin hijos y con un sueldo medio, el 41,4%, 1,4 puntos más que el año anterior. En ningún otro país de la OCDE se registró un incremento superior. De hecho, sólo los trabajadores polacos sufrieron, al igual que los español, un aumento fiscal  superior a un punto porcentual.

El aumento del IRPF_que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy –que elevó el tipo del impuesto sobre la renta entre 0,75 puntos y siete puntos– explica el aumento de la presión fiscal. En cualquier caso, la suma de impuestos y cotizaciones son superiores en Bélgica, Francia, Alemania, Hungría, Austria, Italia, Suecia, Finlandia, República Checa, Eslovenia y Grecia. Por ejemplo, la carga tributaria sobre un salario medio en Bélgica y Francia supera el 50% del coste laboral total. Si el análisis se realiza para un asalariado con dos hijos, la presión fiscal en el caso español baja del 41,4% al 35,4%.

Australia, Dinamarca, España, Italia, Irlanda y Portugal fueron los únicos países que optaron en 2012 por elevar el IRPF que soportan los trabajadores.

Normas