Presenta los resultados en la sede de Martorell

Seat descarta salir de números rojos al menos en dos años

La marca española perteneciente al grupo Volkswagen perdió 30 millones de euros en 2012

El presidente de SEAT, James Muir.
El presidente de SEAT, James Muir. EFE

Seat no recuperará la rentabilidad en 2013, y con toda probabilidad, tampoco en 2014. El deterioro del mercado español y europeo impedirá que la marca, dependiente del Grupo VAG, alcance el objetivo de equilibrio entre ingresos y gastos en el corto plazo. “No llegaremos a nuestro objetivo tan rápidamente como nos gustaría”, ha afirmado James Muir, presidente de la compañía, en la presentación de los resultados en la sede de Martorell.

Muir, que no ha escondido su decepción y la de su consejo por los resultados de 2012, que arrojan pérdidas de 30 millones y un resultado de explotación negativo de 134, ha querido destacar que “hacemos procesos, pero el viento en contra que recibimos traba nuestro progreso, pero no lo detiene”, así como el respaldo y la confianza del grupo Volkswagen en el actual equipo gestor.

Porque, pese a los resultados negativos que dejan a Seat aún lejos del objetivo de rentabilidad, estos se han reducido de forma considerable en el último año. Las pérdidas se han contraído en un 51%, y el resultado de explotación ha experimentado una mejora del 42%, pasando de unas pérdidas de explotación de 232 millones a 134. Aún así, son resultados “muy poco satisfactorios”, como ha reconocido Holger Kintscher, vicepresidente de Finanzas de la marca, que ha insistido en la optimización de costes como la vía para llegar al equilibrio: “los ingresos han subido y hemos podido contener los costes”

La caída de las ventas, del 8,1% de hasta las 321.000 entregas, no explica tanto la desazón de los responsables de Seat como el desplome en alguno de sus mercados principales. En España, las ventas se redujeron en un 24%, un porcentaje comedido si se compara con los retrocesos en Francia, del 31%, y de Italia, del 39%. La buena noticia ha sido el mercado alemán, donde registró un aumento de las ventas del 22%, y que se ha convertido en “el mercado más importante, el que más contribuye a los resultados”, según ha confirmado Kintscher. También gana terreno en el Reino Unido, donde crece un 8%, y en otros mercados menos tradicionales para la marca, como México, donde aumenta las ventas en un 41,5%, o en el norte de África, con un progreso del 178%. “Avanzamos en grandes mercados pero tenemos un fuerte viento en contra, más fuerte de lo previsto inicialmente, y que es más acusado que en años anteriores. El clima va empeorando”, declaraba James Muir.

La previsión de ventas para 2013 en España, en cambio, es más positiva. La ofensiva de producto hace que las previsiones para nuestro país y Alemania sean “considerablemente mejores que en 2012”. En los dos primeros meses del año, las entregas en todo el mundo han aumentado un 14%, un porcentaje que se reduce hasta el 10% en el mercado nacional. De entre las novedades, el León es la esperanza para la mejora de los números de la marca, con la ampliación de su gama: el SC, de tres puertas presentado en Ginebra que saldrá a la venta en mayo, y el ST, que se presentará en septiembre y con el que Seat pretende consolidar su crecimiento en Alemania y en los países nórdicos. Las buenas perspectivas, en cambio, no llevan a pensar en la recuperación del tercer turno del Ibiza y del León, en Martorell, algo que “dependerá de la evolución del mercado”, según Andreas Tostmann, vicepresidente ejecutivo de Producción.

Normas
Entra en El País para participar