Según el INE

El PIB per cápita acumula cinco años de estancamiento

País Vasco y Madrid lideran el ránking

En 2012, Baleares decreció la cuarta parte que España; Castilla-La Mancha, el doble

Desde 2008 el PIB generado se ha movido entre 1,087 billones de euros y 1,056 del año pasado; registró un severo descenso en 2009, se estancó en 2010, repuntó ligeramente en 2011 y ha vuelto a contraerse en 2012.

En el pasado ejercicio, como ya había ocurrido en los anteriores, el perfil de crecimiento de la economía fue muy asimétrico. Mientras la producción nacional descendió en términos reales un 1,4%, el abanico regional se abrió desde un descenso del 0,3% en Baleares, que se acercó a la estabilización económica, hasta un descenso del PIB regional del 3% en Castilla-La Mancha; esos datos suponen que Castilla-La Mancha se contrajo diez veces más que Baleares, cuando ya en los ejercicios anteriores había existido desproporción en el mismo sesgo, aunque no tan pronunciada.

Por debajo de la media de caída del PIB se comportaron también Galicia, Cataluña, Canarias o Madrid, mientras que las mayores contracciones, además de la citada, se registraron en La Rioja, Extremadura y Asturias, con pérdidas de más del 2%.

En un análisis detallado de la producción per cápita en 2012, la media del país fue de 22.772 euros, tomando como buena la población estimada a mediados de año. El ránking de PIB per cápita lo encabezó en 2012 el País Vasco, con 30.829 euros, seguido de la Comunidad de Madrid (29.385 euros) y Navarra (20.071), en los tres casos con desviaciones del entorno del 30%.

En el otro extremo del ránking se sitúa Extremadura, con 15.394 euros de PIB per cápita, la mitad que el líder (País Vasco) y un 30% por debajo de la media nacional. En valores similares se movieron Andalucía (16.960 euros per cápita) y Castilla-La Mancha (17.698 euros).

Por encima de la media nacional se situaron en 2012 siete comunidades autónomas; además de las tres citadas que encabezan el ránking, Cataluña, Aragón, La Rioja y Baleares tienen una producción por persona superior a la media nacional.

En un análisis provincializado y con datos únicamente hasta 2010, Álava es la provincia con mayor nivel de PIB per cápita, con 33.112 euros en el año, y con un nivel relativo de 145 frente a los cien de España. En el polo opuesto se sitúa Badajoz, con un nivel relativo de 69,3% y solo 15.782 euros per cápita. Le seguiría Jaen, con 69,9% en el índice y 15.900 euros per cápita en el citado ejercicio.

El castigo de 2009

El ejercicio con mayores descensos en los niveles de producción unitario fue el de 2009, con una caída media nacional del 4,4%. En tal ejercicio los descensos fueron generalizados en todo el territorio nacional, con la única excepción de Salamanca, donde incluso el PIB per cápita aumentó en una décima.

Por comunidades, en ese año el mayor descenso se produjo en la Comunidad Valenciana, con una variación relativa del 7,1%, que incluso superó el 9% en Castellón, la provincia más castigada del país. Registró también un descenso importante Álava en 2009, tras haber alcanzado en 2008 un nivel del 150% de la media nacional.

Las cifras demográficas utilizadas por Estadística muestran una población superior a los 46,1 millones de personas ahora, frente a los 45,59 millones en 2008. El crecimiento demográfico fue de un 0,7% en 2009, del 0,3% en 2010, y de un 0,1% en los dos años últimos.

Cuatro regiones sin respiro

Estadística revela que durante los últimos cuatro años cuatro comunidades autónomas han registrado caídas ininterrumpidas de su Producto Interior Bruto (PIB), mientras que otras siete solo han tenido contracción de los volúmenes de PIB durante dos de los cuatro últimos ejercicios. Eso sí, todas las comunidades han tenido pérdidas de producción tanto en 2009, como en 2012; aunque en este último año la pérdida haya sido inferior a la mitad de la registrada en 2009.

Las cuatro comunidades con peor desempeño en este ciclo bajista y que acumulan cuatro ejercicios de contracción son Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura.

Por lo que se refiere a las siete que han registrado crecimiento en 2010 y 2011 de manera consecutiva se encuentran Aragón, Canarias, (pese a haber elevado sus tasas de desempleo hasta cifras récord), Cataluña, Navarra, País Vasco, La Rioja y la ciudad de Ceuta.

El comportamiento de la renta bruta disponible de los hogares no fue del todo paralelo al del PIB y PIB per cápita de las regiones. De hecho, en 2009, pese a la virulencia de la crisis, no todas las regiones registraron caída de renta bruta disponible per cápita, mientras que en 2010 sí fue generalizada.

Normas