El número de salidas por el ajuste se sitúa finalmente en 696 personas

Vodafone España acepta 314 bajas voluntarias en el ERE

La empresa reorganizará sus tiendas propias

Usuaria del móvil ante una tienda de Vodafone.
Usuaria del móvil ante una tienda de Vodafone.

Vodafone España ha aceptado finalmente 314 bajas voluntarias dentro de su expediente de regulación de empleo (ERE), según señalan fuentes sindicales. Empresa y sindicatos se reunieron este martes, encuentro en el que la compañía explicó que se habían presentado un total de 330 solicitudes de baja voluntaria. De esta forma, Vodafone ha denegado 16 solicitudes de salida del grupo. Estas fuentes explican que para poder aceptar el conjunto de voluntariedades se llegó a un acuerdo para poder sobrepasar el número de afectados por el ERE en 14.

El impacto del proceso de ajuste, según estas fuentes, es de 696 salidas, 112 personas afectadas por externalizaciones de actividades mientras que otros 66 empleados han acordado el cambio de condiciones laborales.

Fuentes de la operadora explican que el aumento de salidas con respecto a las cifras iniciales (se habló de 620 salidas) y la reducción de personas con cambio en condiciones laborales (inicialmente serían cerca de 150) se debe a que, entre estas últimas, algunas no quisieron variar las citadas condiciones y aceptaron negociar su salida.

En este sentido, la compañía ha estado enviando las comunicaciones a los afectados durante la primera quincena de marzo. Fuentes sindicales señalan que todavía no se ha alcanzado el número máximo de salidas acordadas, quedando todavía un máximo de 30 posibles salidas más si la empresa lo considerase necesario dentro de la nueva organización.

Dentro de los cambios, la compañía va a reorganizar las tiendas propias. Por un lado, la idea de Vodafone es que haya menos establecimientos pero de mayor tamaño. Así, la intención de la teleco es pasar de un número actual de establecimientos que se sitúa entre 280 y 290, al entorno de las 250 entre tiendas propias y franquicias. No obstante, Vodafone reforzará todas las tiendas con el objetivo de fortalecer la atención comercial. Así, la teleco prevé incorporar en torno a tres personas más de media en cada uno de los establecimientos.

En esta línea, tras el ERE se han generado en las tiendas propias entre bajas voluntarias y personas que no han aceptado modificaciones en las condiciones en torno a 120 vacantes. Según fuentes sindicales, las plazas se están ofreciendo a afectados que pudieran adaptarse a estos puestos.

Normas
Entra en El País para participar