El Ibex cae el 1,29% y la prima de riesgo sube a 356 puntos

La Bolsa y la deuda encajan sin pánico el rescate de Chipre

Los mercados contienen las caídas pero se mantienen alerta ante el riesgo de contagio

La votación del parlamento de Chipre y la revisión de su rescate, claves de los próximos días

Vista general de la bolsa de Madrid.
Vista general de la bolsa de Madrid. EFE

El veredicto de los inversores al inédito rescate pactado en Bruselas para Chipre, que por primera vez en la historia de la zona euro impone pérdidas a los ahorradores, ha sido claro. La reacción no ha sido dramática y, al cierre, la caída del Ibex se ha contenido en un descenso del 1,29%, pese a haber perdido en la mañana el 3,1%, con la prima de riesgo en los 356 puntos, 9,5 puntos por encima del cierre del viernes. Pero pese a que los mercados no han entrado en pánico, lo acordado para Chipre sienta un peligroso precedente al vulnerar una regulación hasta ahora intocable por la que estaban garantizados los ahorros bancarios hasta un máximo de 100.000 euros y siembra la duda sobre cuál será su capacidad de contagio a otros países vulnerables de la zona euro, que en los últimos tiempos creían estabilizados sus sistemas financieros.

El rescate a Chipre devuelve en definitiva a la zona euro el fantasma de la fuga de capitales, aunque el detonante venga de una pequeña isla que apenas supone el 0,2% del PIB de la zona euro. La expectativa de que fueran los ahorradores quienes finalmente asumieran parte del rescate –al que contribuirán con 5.800 millones de euros mediante el pago de un impuesto sobre sus ahorros- ya planeaba en el mercado en las semanas previas. Pero la inquietud de los inversores no ha llegado a aflorar a escala europea hasta que no se ha materializado en un acuerdo, a diferencia de lo que sucedía en tiempos con las negociaciones sobre la quita griega o el rescate a la banca española, con un poder de influencia sobre los mercados mucho mayor tan solo a golpe de rumores.

IBEX 35 9.490,30 0,86%

Chipre no ha mostrado su alcance desestabilizador hasta hoy. Y lo ha hecho por lo insólito de su modalidad de rescate. Ha resultado cierta la promesa lanzada por Bruselas de que la quita impuesta a los acreedores de deuda griega a cambio del rescate del país sería la única de la zona euro. Pero este nuevo rescate ha ido un paso más allá y ha roto el tabú de que, en la presente crisis, los depósitos de los ahorradores estarían a salvo. Ante este nuevo escenario de consecuencias aún impredecibles, el mercado ha reaccionado como suele, con temor ante lo desconocido y con ventas. Las Bolsas europeas han cerrado la jornada en números rojos, en especial las de España e Italia, al tiempo que se ha tensionado de nuevo la deuda soberana de estos dos países. El Ibex cerró hoy con una pérdida del 1,29%, hasta los 8.507,8 puntos, mientras que la prima de riesgo ha quedado en los 356 puntos, tras llegar a dispararse al inicio de la jornada hasta los 371 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a diez años, que llegó a subir en el día al 5,083%, queda en el 4,96%.

“El mayor peligro de este acuerdo es que desencadena de nuevo el contagio. Serán las acciones de los ahorradores de la zona euro en los próximos días y semanas las que den el verdadero alcance de si Chipre, con supone el 0,2% del PIB de la zona euro, supone un riesgo sistémico”, explica en un informe HSBC. La agencia de calificación financiera Moody’s también advierte del riesgo un acuerdo que, si bien evita el riesgo de suspensión de pagos y no tendrá tampoco implicaciones –al menos en el corto plazo- sobre la deuda soberana, sí es un duro golpe a los depositantes que podría suponer el contagio de fuga de capitales en la banca de otros países europeos, una amenaza que apunta directamente a España e Italia, los países de la periferia ahora más sensibles al tormentoso proceso de construcción europea.

La atención de los inversores está ahora puesta en el Parlamento chipriota, que mañana somete a votación el acuerdo, y en la respuesta de los ahorradores del país, que no podrán acudir a sus bancos hasta el jueves, después del cierre decretado para mañana y el miércoles por el gobierno.

Normas