El BOE publica el Plan de Control Tributario

Hacienda rechaza un plan inspector específico para la amnistía fiscal

Las declaraciones especiales recibirán el mismo trato que las convencionales del IRPF

Los inspectores tildan de "decepcionante" el plan de control tributario

Una sede de la Agencia Tributaria en Madrid.
Una sede de la Agencia Tributaria en Madrid. EFE

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado esta mañana el Plan de Control Tributario, el documento que marca las líneas generales que seguirá la inspección tributaria a lo largo de este año. Una de las novedades es que "la Agencia Tributaria analizará si los contribuyentes que se han acogido a procesos de regularización voluntaria de su situación tributaria, ya sean estos ordinarios o extraordinarios, se han ajustado a la finalidad prevista en la normativa reguladora". Un párrafo genérico que evidencia que no se establecerá un plan específico para investigar las declaraciones de la amnistía. De hecho, un informe de la Dirección General de Tributos publicado en junio del año pasado estableció que no resultará "procedente la comprobación aislada de la declaración tributaria especial". Con ello, Tributos trató de dar tranquilidad a los contribuyentes para que se acogieran a la amnistía fiscal.

Así, el hecho de haber presentado en la declaración tributaria especial no implicará tener una mayor probabilidad de entrar en un plan inspector. ¿Qué declarantes que se acogieron a la amnistía pueden ser objeto de una inspección? Como ejemplos de perfiles de riesgo, fuentes de Hacienda citaron casos como el de un menor de edad, un fallecido o un contribuyente con bajos ingresos que se acogieran a la amnistía. En cualquier caso, haber presentado la declaración especial no implica una mayor posibilidad de ser inspeccionado.

La Organización de Inspectores de Hacienda pidió por carta que el plan inspector incorporara la investigación de las declaraciones de la amnistía y, a través de un comunicado, lamentan que "la declaración especial no se refleje en las líneas de actuación" del plan de control. "Resulta llamativo que sí figure, por ejemplo, la comprobación de alquileres no declarados, que en muchos supuestos suponen cantidades de fraude irrisorias", denuncian los inspectores. 

Por otra parte, las novedades del plan tributario están ligadas a la nueva ley contra el fraude, considerada una de las ambiciosas por los propios inspectores. Hacienda comprobará “el correcto cumplimiento” de la nueva obligación de declarar bienes e inmuebles situados en el extranjero. Los contribuyentes que cuenten con un patrimonio superior a 50.000 euros situado fuera de España tienen hasta el 30 de abril para presentar una declaración informativa. Hacienda ha recibido 3.000 formularios hasta ahora.

También se supervisará que no se incumple la prohibición de los pagos en efectivo superiores a 2.500 euros, medida que entró en vigor el 19 de noviembre pasado. Hacienda publicó en su web un formulario para que los contribuyentes denunciaran, a cambio de librarse de la sanción, operaciones en que se hubiera sobrepasado ese límite. Hasta el momento se han presentado 217 denuncias, es decir, dos chivatazos por día. Por otra parte, la Agencia Tributaria analizó 7.697 denuncias de temática diversa que efectuaron delatores tributarios. La cifra supone un 46% más que el anterior.

Hacienda pretende recaudar este año través del plan contra el fraude fiscal 9.130 millones, una cifra inferior a los 10.400 millones logrados en 2012. Sin embargo, el importe supera en un 12% el objetivo fijado el año anterior. “Ojalá volvamos a superarlo” señalaron en Hacienda.

Líneas prioritarias de control

Fiscalidad internacional. Hacienda pondrá en marcha en breve la nueva Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI) que se centrará en evitar que las multinacionales reduzcan su factura fiscal a través de operaciones entre sus filiales.

Artistas y deportistas. Se elevará un 20% el control sobre profesionales, artistas y deportistas “para descubrir ingresos no declarados y gastos ficticios”. Se prevén 1.782 actuaciones.

Comercio y juego online. Se investigará por primera vez el juego online, un sector que hasta hace poco se situaba en el limbo tributario. También se prestará especial atención al comercio electrónico.

Arrendamientos. A través de los datos de consumo eléctrico o del análisis de páginas web de alquileres, se intentará detectar el fraude consistente en arrendar una vivienda y no declarar los beneficios en el IRPF.

Módulos. La nueva ley contra el fraude fiscal restringió el acceso a la tributación por módulos y se controlará su implementación.

Efectivo. Se aplicarán líneas de investigación específica para descubrir incumplimientos en la limitación de los pagos en efectivo superiores a 2.500 euros.

Bienes en el Extranjero. Se analizarán de forma prioritaria las nuevas declaraciones informativas que deben presentar los contribuyentes con patrimonio en el extranjero.

Normas