Según la memoria que acaba de editar con las cuentas del pasado ejercicio

IAG reformulará las cuentas de 2012 para asumir 2.077 millones del déficit de pensiones de British Airways

Si lo hubiera reconocido ya su patrimonio "habría disminuido" en 2.077 millones

Tendría que asumir 2.697 millones de pérdidas y ganancias actuariales "no reconocidas"

El activo de uno de los fondos de pensiones es de 12.275 millones

Mientras que los compromisos de pago al personal jubilado asciende ya a 14.831 millones

Un avion de British Airways aterriza en el aaeropuerto de de Heathrow .
Un avion de British Airways aterriza en el aaeropuerto de de Heathrow . Bloomberg

Ya tiene forma, contorno y un fondo profundísimo. Por primera vez desde la creación del grupo IAG, producto de la fusión entre British Airways e Iberia, la compañía hace publico, y asume el impacto, que va a tener en sus cuentas el déficit crónico de los planes de pensiones con los que British Airways se incorporó a la integración con Iberia.

A pesar de que la compañía no dijo nada al respecto en la presentación de resultados que hizo el pasado 28 de febrero, (un portavoz de IAG explica que se aclaró y se detalló a los inversores en las reunión que se mantuvo con ellos) y que no hay nada en las memorias de ninguna de las compañías afectadas en forma de incertidumbre, salvedad o advertencia respecto a lo que va a pasar este mismo año, y que ni siquiera el auditor de IAG hace mención expresa a la cuestión en su valoración de las cuentas, los responsables financieros han considerado oportuno incluir en la página 102 de la memoria del holding aéreo una advertencia en la que se da cuenta del impacto directo y brutal que el cambio de criterio contable respecto a la contabilización de los pasivos de los fondos de pensiones, vigente en Europa desde el 1 de enero de 2013, va a tener en sus cuentas.

¿Qué se sabía y qué no se sabía en 2010?

La modificación de la norma contable  IAS 19, que entró en vigor el 1 de enero, se venia perfilando desde 2005.

En abril de 2010 ya existía un borrador, al que contribuyeron con sus aportaciones las grandes firmas auditoras mundiales, entre ellas las de IAG, Iberia y British Airways. Y en junio de 2011 la IASB, órgano encargado en Europa de armonizar las normas contables, publicó de forma definitiva el contenido de la nueva reglamentación.

"Es decir todo el mundo sabía lo que llegaba, los dos consejos de administración y los auditores lo conocían perfectamente y estabán obligados a saberlo. Y en ningún papel aparece advertencia alguna a este enorme problema", explican los expertos consultados. "Es cierto que el dinero de Iberia no va a contribuir a pagar el agujero de las pensiones de British Airways, pero no es menos cierto que el patrimonio neto de la aerolínea española , el que consolida en IAG, apuntala desde el 1 de enero un déficit que los trabajadores de Iberia nunca generaron".

Hasta el punto que la sociedad advierte que “la modificación de la norma será adoptada el 1 de enero de 2013, reformulandose la información comparativa del ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2012 en las cuentas consolidadas de 2013”. 

Y es así porque el impacto es brutal. IAG reconoce que a 31 de diciembre de 2012 el pasivo neto por uno de los planes de pensiones, denominado NAPS ascendía a 2.116 millones de euros, producto de la diferencia existente entre unos compromisos de pago al personal jubilado de British Airways de 14.831 millones y un valor razonable del activo del fondo de 12.715 millones. En el otro plan, denominado APS,el activo neto por el mismo motivo es de 904 millones.

Y la memoria asegura que que “de haberse reconocido estos importes a 31 de diciembre de 2012, el patrimonio neto de la sociedad habría disminuido en 2.077 millones de euros, reconociéndose 2.697 millones de euros de pérdidas y ganancias actuariales acumuladas previamente no reconocidas, compensadas en parte por un aumento del correspondiente activo por impuestos diferidos de 620 millones de euros”. El patrimonio neto total de IAG según el balance de 2012 es de 5.055 millones de euros.

En 2010, año de la fusión con Iberia,  British Airways no necesitó llevar a sus cuentas el reconocimiento formal del déficit en sus fondos de pensiones, porque entonces estaba vigente un método contable, denominado "corredor", que  permitía que estos pasivos se  acumularan en el tiempo sin tener necesidad de hacer un reconocimiento expreso año a año.Si lo hubiera hecho sus números sin duda habrían sido otros y la relación de canje con Iberia es razonable pensar que se hubieran visto sensiblemente modificadas. Ese es ahora uno de los puntos, que expertos contables consultados, señalan como piedra de toque en la futura relación entre British Airways e iberia, en el contexto de enorme conflictividad laboral que se ha desencadenado en la empresa española.

Hoy, la vigente norma contable IAS 19 R elimina esa capacidad de diferir los pasivos por pensiones y exige que, por métodos y cálculos actuariales, se reconozcan ejercicio a ejercicio. 

IAG asegura que "el estado general del déficit no ha cambiado"

La portavoz de IAG explicó ayer a Cinco Días a través de un correo electrónico que, "la memoria anual recientemente publicada informa un cambio en el estándar de la norma contable efectivo a partir del 1 de enero de 2013. Este es únicamente un procedimiento contable que no afecta el estado general del déficit. Las obligaciones reales de la empresa están determinadas por la valoración actuarial que tiene lugar cada tres años y que es la cifra más relevante en la evaluación del estado financiero de los regímenes de pensiones en el largo plazo".

Asegura que British Airways está llevando a cabo una valoración completa de su fondo de pensiones (es decir, la valoración actuarial) que estará terminada a fines de junio de 2013.

Detallas además que British Airways "aún no conoce la cifra final del déficit, pero basados en los mismos supuestos utilizados en la última valoración llevada a cabo en 2010 -cuando el déficit fue de 3.200 millones de libras esterlinas- el déficit al día de hoy sería alrededor de 2.100 millones de libras esterlinas. Y no prevemos un cambio en el nivel de las contribuciones anuales acordado hace tres años".

En paralelo señala que únicamente British Airways y los empleados que son miembros de su plan de pensiones son los contribuyentes al pago del fondo de pensiones. British Airways paga en su totalidad el coste de las pensiones, incluyendo el déficit, con los beneficios operacionales que genera en su propio negocio. Y subraya que "el dinero de Iberia no ha sido ni será utilizado en absoluto para financiar el déficit de pensiones de British Airways". Además explica que "como parte del proceso de fusión, en 2010 el consejo de administración de Iberia aprobó los acuerdos relativos al fondo de pensiones de British Airways y su plan de contribuciones".

Normas
Entra en El País para participar