Prevé que la facturación se dispare un 17% en 2013

Lizarrán diseña un plan de expansión con el que creará 1.000 empleos en España

La filial de Comess Group prevé instalarse en 27 nuevos países

Taberna de Lizarrán
Taberna de Lizarrán

Así lo ha asegurado el presidente de Comess Group, al que pertenece esta cadena de franquicia, Manuel Robledo, quien ha detallado que esta expansión le llevará a entrar por primera vez en Japón, Brasil, Países Bálticos y Países Bajos, Líbano y Qatar.

Robledo ha afirmado que la cadena va a esta muy centrada en consolidar su presencia en toda Latinoamérica, donde prevé abrir 20 nuevos locales en Chile y 30 en Brasil durante el próximo ejercicio.

La cadena quiere aumentar sus restaurantes en Estados Unidos, donde cuenta con un local en la calle 51 de Nueva York -muy cerca del buque insignia de Zara-, con el objetivo de abrir, además de nuevas unidades en dicha ciudad, en California y Florida.

Lizarran realiza aún la mayor parte de sus ventas en España, pero Robledo estima que en cinco año el peso de la facturación se repartirá al 50 % entre las ventas nacionales y las internacionales.

La cadena, que atiende cada año a 25 millones de clientes y sirve 31 millones de cañas de cerveza y 53 millones de pinchos, prevé abrir 62 nuevos locales este año y el mismo número en 2014 y 2015.

La enseña, que cumple ahora quince años desde que abrió en Sitges (Cataluña) su primera tienda, ha incrementado en un 40 % el número de clientes; un 200 % el número de cerveza y un 14 % los pinchos con el cambio de imagen realizado en los nuevos establecimientos.

En este sentido, ha subrayado que “muestran una estética más moderna, luminosa” y universal que los alejan de sus primeros diseños, más oscuros y con un mobiliario centrado en la madera que replicaban una taberna tradicional.

Robledo, quien ha recordado que el pasado año cerraron 35.000 establecimientos de hostelería en España, ha impulsado un concepto de franquicia en Lizarran con una inversión menor a la habitual (50.000 euros), destinado a locales que anteriormente eran bares.

Para el presidente de Comess Group, que también opera otras cadenas de comida temática como Cantina Mariachi, Rock&Ribs, Pasta Cuty y China Boom!, es más fácil abrir en el exterior una cadena española, aunque nuestra gastronomía “no es tan conocida como creemos, a diferencia de la italiana”.

Según ha destacado, la cadena adapta su oferta gastronómica a los países en los que abre en función de sus gustos y costumbres; con platos de sopa o guisos en Rusia; sustituyendo el cerdo por otras carnes en los países árabes, y adaptando las medidas de los servicios de cerveza.

A diferencia de los locales de Lizarran en España, donde se consideran un bar de paso, los abiertos en el exterior cuentan con una mayor dimensión, al ser en muchos países lugares de destino, ha detallado Robledo.

Normas
Entra en El País para participar