El Tesoro coloca el importe máximo y a menor coste tras recibir peticiones por 12.300 millones

España vende 4.000 millones en deuda a corto plazo con fuerte demanda

España ha colocado hoy letras a tres y nueve meses por todo lo alto. Ha recaudado 4.000 millones de euros con una demanda superior a los 12.300 millones de euros. La rentabilidad de las letras a tres meses ha bajado del 0,441% al 0,421% de la anterior colocación. En la subasta a nueve meses, la primera efectuada, ha ofrecido el 1,144%.

El Tesoro ha superado con un notable éxito la cita de hoy en los mercados de deuda. Ha adjudicado 3.115,2 millones de euros en letras a nueve meses, con una demanda de 7.200 millones de euros. Esta es la primera vez que se celebra una emisión a este plazo, dado que el Gobierno ha variado la estrategia de financiación para este año: incluye la supresión de las letras a 18 meses y el lanzamiento de letras a nueve. Ha prometido una rentabilidad del 1,144%.

A tres meses, ha recibido una demanda de 5.100 millones de euros, y ha colocado 885,7 millones de euros, con una rebilidad media del 0,421%, frente al 0,441% de la subasta efectuada el pasado 22 de enero. El rendimiento que se ha visto obligado a ofrecer el Tesoro ha caído constantemente desde las últimas subastas; en noviembre ofreció el 1,254% y en diciembre, el 1,195%.

Los analistas creen que tampoco la subasta del jueves debe presentar problemas, tal y como indica el departamento de análisis de Bankinter. No obstante, la agencia de Bloomberg establecía ayer una ronda de contactos con diferentes expertos en el mercado de deuda que alertaban que los inversores podrían estar sufriendo los primeros síntomas de una saturación de bonos españoles, tras la avalancha lanzada en esta primera parte del año por el Tesoro. En lo que va de año ha emitido 23.917 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa de financiación regular, lo que supone cerca del 20% (el 19,7%) de la previsión para todo el ejercicio.

En las dos emisiones ya celebradas este mes, España ha conseguido colocar cerca de 10.200 millones de euros y, aunque ha tenido que elevar en algún caso de forma no significativa su rentabilidad, ha encontrado una fuerte demanda por parte de las entidades. El jueves, el objetivo de emisión oscila también entre 3.000 y 4.000 millones de euros, mediante bonos con vencimiento en 2015 y obligaciones con vencimiento en 2019 y 2023.

Quizás esta emisión pueda presentar alguna dificultad, explica la responsable de análisis de Self Bank, Victoria Torre, por su proximidad con las elecciones italianas del domingo: la posible vuelta de Berlusconi al poder no gusta nada a los mercados, y es previsible que a medida que se vaya acercando la cita, veamos una mayor tensión en los mercados de deuda. La posición de caja del Tesoro a diciembre de 2012 es de 35.000 millones de euros.