El coste por barril ha tocado los 118 dólares por barril

La demanda mundial de crudo baja en 2013 con precios en torno a 100 dólares

La demanda mundial de petróleo será en 2013 ligeramente inferior a la pronosticada por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que hoy constató esa tendencia y que los precios del barril giran en torno a los 100 dólares por barril.

La sed mundial de petróleo se situará probablemente en torno a los 90,7 millones de barriles diarios, lo que significa solo una reducción de unos 90.000 barriles al día de las cifras precedentes de la AIE. La agencia con sede en París estima que el aumento de la demanda será este año de 840.000 barriles diarios y justifica la ligera reducción del incremento previsto en la tibia recuperación de los datos macroeconómicos mundiales.

A pesar de los signos de mejora observados en China y Estados Unidos, la AIE mantiene su moderación en la demanda, mientras señala que los precios han alcanzado en febrero máximos en los últimos nueve meses.

Los precios del petróleo han llegado este mes a los 118 dólares por barril para el crudo Brent y los 97,35 dólares por barril para el Texas (WTI). En cuanto a la oferta mundial de crudo, la AIE señala que cayó en 300.000 barriles diarios en enero, hasta 90,8 millones de barriles diarios.

Además, certifica que la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) alcanzó en enero su nivel más bajo en doce meses, hasta situarse en 30,34 millones de barriles diarios. En cuanto a la oferta de crudo procedente de otros países que no forman parte de la OPEP, la AIE calcula que aumentará en 1 millón de barriles diarios en 2013, hasta situarse en 54,4 millones de barriles diarios.

El informe mensual de la AIE se fija en las repercusiones que tuvo para el mercado del gas el ataque terrorista a una planta argelina el mes pasado, lo que se tradujo en un recorte pronosticado de 100.000 barriles diarios para el primer trimestre del año en las cifras correspondientes a la OPEP.

La agencia reconoce que ese ataque del 16 de enero se había planeado con meses de antelación y lo desvincula de la operación militar francesa en Mali, pero admite que ha tenido repercusiones en las decisiones estratégicas de las multinacionales que operan en el Norte de África.

En el caso de la planta atacada en Argelia, operada conjuntamente por la noruega Statoil y la británica BP, los expertos de la AIE estiman que, al contrario de lo que manifestaron las autoridades argelinas, no parece que la producción se vaya a reanudar inmediatamente.

La agencia se hace eco además de los temores que suscita entre las multinacionales la sensación de que las fronteras argelinas están insuficientemente protegidas de incursiones terroristas, lo que podría poner en peligro las explotaciones en ese país.

Además, los expertos de la AIE indican que trabajadores extranjeros de esas compañías que operan en Libia han recibido amenazas, lo que ha obligado a los que proceden del Reino Unido, Alemania, Holanda y Estados Unidos a advertirles de que deben abandonar el país.

En cuanto a las reservas comerciales de crudo de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se sitúan ahora en una cobertura de 30,4 días de consumo, lo que significa un incremento de 0,4 días respecto a cifras de noviembre.

En refino, la AIE destaca que las cifras correspondientes al cuarto trimestre de 2012 muestran un nivel de 75,9 millones de barriles diarios, un aumento de 1,5 millones de barriles diarios.

Los expertos de la agencia atribuyen el aumento a los incrementos registrados especialmente en China e India, puesto que ambos países fueron responsables del incremento en capacidad de refino de hasta 700.000 barriles diarios.