Los sindicatos auguran más conflictos si se mantienen las mismas políticas

Rubalcaba derogará la reforma laboral cuando el PSOE vuelva a gobernar

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció hoy que la reforma laboral de Mariano Rajoy será la primera ley que derogue el PSOE cuando regrese al poder. En un comentario publicado en su perfil en Facebook, con motivo del primer aniversario de la entrada en vigor de dicha reforma que se cumple mañana, el dirigente socialista afirmó que ésta ha sido "torpe e injusta" y consideró que ha provocado un "desastre".

"Un año de la reforma laboral de Rajoy: medio millón de parados más, 850.000 puestos de trabajo perdidos, dos millones de trabajadores a los que se ha dejado fuera de convenio". Este fue el resumen de resultados que hizo Rubalcaba de la reforma laboral del Gobierno popular.

Aseguró que estas son las cifras de lo que se puede "cuantificar", pero precisó que también están la "angustia de los despedidos, la incertidumbre de los que mantienen su empleo, pero saben que pueden perderlo en cualquier momento o la desesperanza de los que piensan que ya nunca volverán a trabajar. Son otros efectos de la reforma del PP que nunca aparecerán en un informe económico", recalcó el secretario general de los socialistas en Facebook, quien consideró que "números fríos y sufrimiento imposible de medir es lo que define el desastre producido por una ley torpe e injusta". Por ello, concluyó que "la primera ley" que derogarán los socialistas cuando vuelvan al Gobierno será ésta.

Por su parte, desde los sindicatos, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, reclamaron al Gobierno "desmontar" los efectos de reforma al considerar que ha fracasado en su cometido. Asimismo, demandaron políticas de reactivación económica y recursos para promover el empleo juvenil en España.

Además, con vistas al futuro, los dirigentes sindicales auguraron un año con un aumento de la conflictividad en las relaciones laborales y de pérdida de puestos de trabajo, si el Ejecutivo de Mariano Rajoy mantiene el rumbo de sus políticas económicas y laborales y los bancos mantienen cerrado el crédito a las empresas.