Declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, en Bruselas

Guindos: la banca en apuros necesitará menos de 40.000 millones

Luis de Guindos ha asegurado hoy en Bruselas que las necesidades de capital de la banca con problemas se situará "ligeramente por debajo de los 40.000 millones de euros". La cifra es muy inferior al máximo de 100.000 euros del crédito máximo y también a los más de 53.000 millones estimados en el peor escenario programado por Oliver Wyman.

El 28 de septiembre, Oliver Wyman hizo oficial lo que era un secreto a voces. En un escenario prácticamente apocalíptico -con menos de un 1% de posibilidades de que ocurra-, siete grupos financieros necesitarían 53.745 millones de euros de capital. Son BFA-Bankia (24.700 millones), CatalunyaBanc (10.800), Novagalicia (7.200), Banco de Valencia (3.500), Popular (3.200), BMN (2.200) y Libercaja (2.100). Y eso siempre teniendo en cuenta los procesos de fusión y los efectos fiscales. De hecho, Ibercaja ya ha roto con Liberbank y su integración con Caja 3 está en el limbo.

La buena noticia es que la cifra está lejos de los hasta 100.000 millones de euros que Bruselas había aceptado prestar a España para cubrir los agujeros de su sector financiero nacional. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha afirmado en numerosas ocasiones que el importe final se reducirá hasta el entorno de los 40.000 millones, una vez se ejecuten los planes de reestructuración que las entidades han presentado a la Comisión Europea. Pero hoy ha asegurado que se situará incluso por debajo de este importe.

La primera es enajenar activos. Novagalicia, por ejemplo, ha puesto a la venta su filial Evo Banco. Segunda, captar capital por sus propios medios. Esta es la opción que ha planteado Popular, que ampliará capital por 2.500 millones de euros a lo largo de noviembre, y también Liberbank, que se propone recaudar entre 500 y 1.000 millones de euros. Tercera, transferir activos a la sociedad de gestión de activos -el denominado 'banco malo'-, que ahorrará entre 5.000 y 6.000 millones, según declaró el lunes en rueda de prensa el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy. La cuarta opción es canjear las preferentes o recomprarlas de manera que sirvan para minimizar el capital necesario.

Está previsto que la Comisión Europea dé luz verde a los planes presentados por las entidades con déficit de capital el próximo 28 de noviembre. En cualquier caso, los bancos disponen de línea directa con el Gobierno.