Cierre de sesión

Wall Street cierra plana en su primera sesión tras Sandy

Wall Street se deshace al cierre de sesión de las ganancias con las que abrió después de dos sesiones consecutivas cerrada por el devastador paso de la tormenta Sandy por la costa este de EE UU.

Letrero de Wall Street.
Letrero de Wall Street.

Wall Street quita el cartel de cerrado y acaba la jornada prácticamente plana en su primera sesión tras Sandy. El Dow Jones de Industriales baja un 0,08% (13.096 unidades), el S&P 500 gana un 0,02% (1.412 enteros) y el Nasdaq, el peor parado del día, cede el 0,36% (2.977 puntos).

En su reapertura tras el que ha supuesto su primer cierre desde los atentados terroristas del 11-S de 2001, el signo mixto, con preponderancia del rojo, se hace con el parqué neoyorquino debido en parte a que Automatic Data Processing revisó a la baja los datos de creación de empleo en el sector privado de EE UU relativos a septiembre. Para celebrar esta reapertura de los mercados de valores neoyorquinos el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha sido el encargado de hacer sonar el tradicional campanazo que da inicio a las negociaciones en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

La destrucción causada por Sandy, que tocó tierra el lunes al sur del vecino estado de Nueva Jersey y ha dejado a su paso inundaciones, seis millones de personas sin luz y al menos 40 muertos en todo el país, provocó el primer cierre de dos días por causas meteorológicas en el NYSE, algo que no sucedía desde marzo de 1888.

DOW JONES 26.770,20 -0,95%

Para asegurar la reapertura de la bolsa, muchos de los trabajadores del NYSE han dormido en el histórico edificio del número 11 de la calle Wall Street, que tiene electricidad gracias a un generador, puesto que todo el sur de Manhattan se ha visto afectado con especial dureza por las inundaciones y los cortes de luz. A pesar de estar sin agua y con problemas de conexión a internet y de telefonía, la sesión ha conseguido salir adelante de forma relativamente tranquila, aunque el volúmen de contratación ha sido más reducido de lo normal.

Empresas

Al cierre, más de dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocan en terreno negativo, entre ellos Walt Disney (-1,92%), que el martes compró la empresa de George Lucas, Lucasfilm, por más de 3.000 millones de euros.

También la farmacéutica Pfizer (-2,20%), que ha tenido que posponer la difusión de sus resultados al 1 de noviembre debido a Sandy, la petrolera Chevron (-0,84%) y la aseguradora Travelers (-0,87%), esta última ante los pronósticos de que tendrá que desembolsar grandes sumas de dinero a los afectados por el huracán.

El lado contrario de la tabla lo capitanea Home Depot (2,23%), la mayor cadena de tiendas de bricolaje y mejoras del hogar del mundo, puesto que se espera que sus ventas se disparen mientras la población de la costa este de EE UU se afana en reparar los destrozos ocasionados por Sandy, que puede que llegue a considerarse como una de las diez tormentas más caras de la historia de EE UU.

Fuera de ese índice sorprende el avance del 9,54% de la automovilística General Motors, pese a anunciar que obtuvo en el tercer trimestre del año un beneficio neto de 1.500 millones de dólares, un 14,6% menos interanual.

Su competidora Ford sube un 8,24% un día después de haber informado de que logró un beneficio neto de 1.630 millones de dólares entre julio y septiembre, 18 millones menos que en el mismo período de hace un año.

En cuanto a las materias primas, el petróleo de Texas sube el 0,65% y cierra en 86,24 dólares por barril.