Vende el 5,75% a un holding inversor de China por 319 millones

Ferrovial se rodea de fondos para hacer caja en Heathrow sin perder el mando

Ferrovial colocó ayer un 5,72% de Heathrow Airport Holdings (antes BAA) por 257,4 millones de libras (319 millones de euros). El comprador es el fondo chino Stable Investment, que asciende al 10% del capital tras adquirir un 4,3% adicional a otros partícipes. La entrada de este nuevo inversor, junto a la reciente irrupción de Qatar Holdings, refuerza a Ferrovial como socio industrial.

"Llevábamos todo el año negociando la entrada de los nuevos socios en Heathrow Airport Holdings", cuenta el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, "primero vino Qatar con el 20% [en el mes de agosto] y ahora abrimos la puerta a CIC International, a través de Stable Investment, con otro 10% y acceso al consejo".

La operación por la que los distintos socios de Heathrow Airport Holding dan la bienvenida a un nuevo accionista se remató la semana pasada en París, donde se celebró un encuentro al más alto nivel. El fondo soberano chino Stable Investment toma un 5,72% de Ferrovial y otro 4,28% de manos del resto de partícipes. Con ello irrumpe en la firma propietaria del aeropuerto de Heathrow con un 10% y un sillón en el consejo. La española ha cobrado 257,4 millones de libras (319 millones), mientras el resto se han repartido 192,6 millones de libras (238,9 millones).

Reordenación

A la espera de la autorización de las autoridades de la competencia queda el ingreso del fondo soberano Qatar Holdings con el citado 20% de Heathrow Airport, una operación que debería cerrarse antes de que concluya el año. Una vez reordenadas las participaciones se hará lo propio con el consejo, en el que Ferrovial ocupa cinco posiciones como primer accionista, junto a Britannia Airport, GIC y Alinda.

La compañía que preside Rafael del Pino ha bajado desde el verano del 49,99% al 33,65% (incluido el paquete del 10,62% comprometido con Qatar). La pérdida de la mayoría puede suponer la necesidad de juegos de equilibrios para marcar el paso de la gestión, pero el grupo español se mantiene como único socio industrial y, por tanto, tiene el máximo peso en la gestión.

Las dos últimas desinversiones se han producido en cuanto el operador británico de aeropuertos ha empezado a pagar dividendos por primera vez desde la adquisición de Ferrovial en 2006. Un pago que se realiza de modo trimestral y que alcanza ya los 180 millones de libras entre enero y finales de septiembre. A juicio de Meirás, "la remuneración al accionista ha sido una de las claves para atraer inversores de primer nivel".