Tiene emisiones de estos productos por 2.000 millones

Telefónica confirma que abonará sus preferentes a los inversores en acciones y bonos

Telefónica ha confirmado a la CNMV que va a hacer una oferta a los inversores en sus preferentes, para canjear dichos títulos por acciones y bonos de la compañía. La operadora tiene emitidos 2.000 millones de euros en estos productos, comercializados entre minoristas por BBVA y La Caixa.

Telefónica España capta cerca de 70.000 clientes de fibra óptica hasta junio
Telefónica España capta cerca de 70.000 clientes de fibra óptica hasta junio

Solución a la vista para las participaciones preferentes emitidas por Telefónica. La operadora acaba de confirmar a la CNMV que ha creado un instrumento para que la gente pueda recuperar su inversión. En total, la empresa hizo dos emisiones de estos productos en 2002 por un importe de 2.000 millones de euros, que se comercializaron entre clientes minoristas a través de BBVA y La Caixa.

Dentro de su plan, Telefónica ha comunicado a la CNMV que va a hacer una oferta a los inversores en participaciones preferentes consistente en adquirir estos títulos a cambio de un bono de la empresa y de acciones que la compañía tiene en autocartera. Telefónica explicó que la operación se ha diseñado de tal forma que cada participación, de un valor nominal de 1.000 euros, pasará a convertirse en un bono de 600 euros y en acciones por 400 euros de la teleco. "El precio ofrecido por la compra de las participaciones preferentes es del 100% de su valor nominal", ha asegurado la empresa.

Asimismo, la compañía ha explicado que la conversión tendrá lugar a través de una operación simultánea: de compra de participaciones preferentes por parte de Telefónica y de venta de acciones en autocartera y de suscripción de obligaciones de nueva emisión. "El bono tendrá un vencimiento a 10 años y un cupón del 4,184%", explicó Telefónica, que añadió que "el precio por acción será igual a la media aritmética de los precios medios ponderados de la acción durante los cinco días hábiles anteriores al día de finalización del plazo de aceptación de la oferta".

La empresa defendió que dada la valoración actual de las participaciones preferentes en el mercado, de aproximadamente el 77% de su valor nominal, la oferta "representa un importante aumento de valor para el inversor, además de ofrecer un vencimiento cierto frente a la perpetuidad que caracteriza a las participaciones preferentes y una mayor liquidez que éstas".

Al mismo tiempo, Telefónica ha explicado que, según el calendario previsto, el periodo de aceptación de la oferta tendrá lugar entre el 5 y el 23 de noviembre, mientras que el 5 de diciembre es la fecha señalada para liquidar la operación de compra de acciones. BBVA y Caixabank son los bancos colocadores de esta operación.

Con este movimiento, Telefónica quiere alejar polémicas y que los inversores recuperen el dinero. La teleco es la primera compañía española no financiera en tratar de solucionar el problema de las preferentes. Una de las empresas que podría seguir los pasos de la operadora es Repsol, según explican fuentes del sector.