"Hay puntos que son más positivos"

Van Rompuy ve signos de mejora económica en los países del euro

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, afirmó hoy que existen "signos positivos" que apuntan a una recuperación de la economía de los países del euro, a pesar de la difícil situación de la eurozona.

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, afirmó hoy que existen "signos positivos" que apuntan a una recuperación de la economía de los países del euro a pesar de la difícil situación de la eurozona.

"Hay puntos que son más positivos, sobre todo en lo referente a la estabilidad de la zona euro. Se ve en el diferencial de tasa de interés en comparación con el bono alemán, que está decreciendo espectacularmente en todos los países de la zona del euro", indicó Van Rompuy al término de la cumbre europea celebrada en Bruselas.

Los Veintisiete acordaron en esta ocasión aprobar antes del 1 de enero de 2013 el marco legal para la creación del supervisor bancario único y desarrollar su capacidad operativa durante ese año, pero dejaron abierto el calendario y la fecha para la recapitalización directa de la banca.

"Ha sido una larga y productiva cumbre, con progresos en el mecanismo de supervisión bancaria única que estará en vigor durante 2013", señaló el presidente del Consejo, sobre el punto que centró la agenda de los Veintisiete en esta reunión de dos días.

Van Rompuy, que señaló que esos progresos son "el mejor signo de cierta calma" en los mercados, admitió que la situación en cuanto al crecimiento y el empleo "sigue siendo preocupante", ya que este año, según las últimas previsiones, "se estima que apenas habrá crecimiento de media" para el próximo año en la zona del euro.

Insistió, no obstante, en que se aprecian signos más positivos, como la "convergencia cada vez mayor" de los déficit del sector público, así como en términos de competitividad y de la cuenta corriente de la balanza de pagos.

Van Rompuy afirmó que los indicadores macroeconómicos "están en convergencia" en los países del euro, pero no así los referentes al crecimiento y el empleo, que están "en divergencia".

"Hay que trabajar en ello, por eso estamos poniendo el acento en la ejecución de lo que hemos decidido" sobre el pacto crecimiento y empleo que los líderes comunitarios sellaron en junio pasado, concluyó.

Van Rompuy añadió que, "a muy corto plazo, la mejor contribución al crecimiento y el empleo es restablecer la confianza de los consumidores y las empresas, y restablecer la confianza de esos dos agentes económicos pasa por restablecer la confianza sobre el futuro de la zona euro".

"(En esa área) hemos hecho progresos en las últimas semanas, en los últimos meses", dijo, lo que consideró como "un signo precursor de crecimiento económico en la parte norte de la eurozona, que puede tener también un efecto de arrastre para la parte sur, donde en algunos países ha mejorado la competitividad claramente".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, subrayó en esa misma conferencia de prensa "los progresos realizados sobre el mecanismo de supervisión bancaria, ha sido una buena discusión sobre el futuro de la unión económica y monetaria (UEM)".

"Pero no nos olvidemos de que la prioridad inmediata es lograr el crecimiento económico y la creación de empleos", afirmó Barroso, que recordó de la "dolorosa" situación por la que atraviesan muchos ciudadanos europeos.

Por ello instó a los jefes de Estado y de Gobierno a "que pongan de inmediato en marcha el Pacto para el Crecimiento y el Empleo que tenemos. Ahora hay que hacerlo realidad".

"Se necesita algo concreto. Hacen falta avances en mercado único, en tasación, en comercio", añadió Barroso, que anunció el lanzamiento del mecanismo de cooperación reforzada sobre la tasa sobre transferencias financieras a partir de la próxima semana.