La prima de riesgo ha concluido la semana estable en los 418 puntos y el selectivo ha caído un 3,8%

La deuda aguanta los ataques del FMI y Standard & Poor's pero el Ibex sucumbe

Semana aparentemente terrorífica para los mercados pero con final no tan negativo. El Ibex concluyó el viernes con una caída del 1,06%, en los 7.652,40 puntos, tras cerrar la semana con un retroceso del 3,8%. La prima de riesgo, en cambio, ha terminado casi al mismo nivel que hace siete días: 418 puntos básicos.

Imagen de un panel bursátil
Imagen de un panel bursátil

Final a una semana de terror, con fatídicas predicciones para España por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), del propio Banco de España y también de la agencia de calificación Standard & Poor's, que ha colocado el rating de la deuda soberana al borde del bono basura. Con todo, vista la evolución de los mercados al término de la semana, el final no es ni de lejos tan negativo como cabía esperar.

El Ibex, es cierto, cayó el viernes un 1,06%, hasta los 7.652,40 puntos, situándose en el mínimo de la sesión. En las últimas cinco jornadas, el retroceso es del 3,8%. La buena noticia (las cursivas no son casualidad) es que la caída del viernes se ha producido con un volumen especialmente bajo: se han negociado 1.159,5 millones de euros. Una cantidad que recuerda las cifras más bajas del pasado agosto y en la que ha tenido que ver, obviamente, el hecho de que era festivo en toda España.

Eso sí, el balance semanal de la renta variable es malo; es cierto que pudo ser peor, pero es negativo. En el resto de Europa también los cierres han sido en números rojos. El Dax alemán se ha dejado un 0,68%; el Footsie británico, un 0,62%; el Cac francés, un 0,72%; y el Mib italiano, un 0,68%.

IBEX 35 8.407,90 0,00%

La deuda, sin embargo, ha cerrado tan tranquila. De hecho, la prima de riesgo ha concluido la semana en 418 puntos básicos, prácticamente el mismo nivel de hace siete días (417). La rentabilidad del bono a 10 años ha concluido en en el 5,63%, frente al 5,76% a los que cerró el jueves. El diferencial italiano ha concluido en 354, con su bono a una década pagando el 4,98%.

Sin noticias adicionales sobre España ni del rescate o de las negociaciones del Gobierno griego con la troika, las referencias macroeconómicas al otro lado del Atlántico han sido mixtas. El índice de precios de la producción de septiembre al otro lado del Atlántico subió un 1,1%, más que el 0,8% esperado, mientras que la confianza de los consumidores de la Universidad de Míchigan de octubre se situó en 83,1 puntos frente a los 78 estimados por los economistas consultados por Bloomberg.

Ni los resultados de JPMorgan ni los de Wells Fargo han convencido a los inversores y al cierre de la sesión bursátil en el Viejo Continente los principales índices de Wall Street registraban suaves pérdidas, inferiores en todo caso al medio punto porcentual.

En el mercado de divisas, el euro continúa repuntando, hasta los 1,295 dólares desde los 1,293 de última hora de ayer. La moneda única avanza de forma significativa desde los 1,288 dólares a los que se cambiaba a última hora del martes.