No cree posible que el BCE pueda empezar a supervisar la banca en 2013

Merkel echa un nuevo jarro de agua fría a las aspiraciones de España

La canciller alemana, Angela Merkel, volvió hoy a mostrar sus dudas sobre la propuesta comunitaria para que el Banco Central Europeo (BCE) empiece a supervisar al sector financiero de la eurozona a comienzos del año que viene.

En su intervención en la Jornada de la Industria Alemana, la canciller reiteró que está "a favor de la unión bancaria", pero que hay que ir "paso a paso" y no crear algo "rápidamente" por el hecho de tenerlo y que luego se muestre ineficaz.

En este sentido, Merkel indicó que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) fue incapaz de entrever los problemas que padecía el sistema financiero español en sus pruebas de resistencia, algo que, en último término, ha forzado la ayuda europea a la banca.

La dilación en la supervisión a la banca del BCE supone un revés para España porque de ella depende que el dinero del rescate bancario se dé directamente a las entidades o tenga que pasar por las cuentas públicas y disparar la deuda.