El mecanismo se activará esta semana

Cinco claves sobre el rescate autonómico

El Fondo de Liquidación Autonómica, el mecanismo que servirá para rescatar a las regiones, se activará esta misma semana, según ha desvelado esta mañana la vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Te desvelamos las claves de su funcionamiento.

Banderas autonómicas en la sede del Senado
Banderas autonómicas en la sede del Senado

¿A cuánto asciende y de dónde proviene el dinero y cuando estará disponible?

La cantidad total de que dispondrá el llamado Fondo de Liquidación Autonómica asciende a 18.000 millones de euros. A esta cifra se ha llegado sumando los vencimientos de deuda autonómica hasta diciembre. Este dinero procede de distintas vías: por un lado, son 8.000 millones a través de un crédito sindicado suscrito por las principales entidades financieras del país; por otro, un préstamo de Loterías del Estado por 6.000 millones y un desembolso del Tesoro por los 4.000 millones restantes. El FLA se activará esta misma semana, según confirmó hoy mismo la vicepresidente, Soraya Sáenz de Santamaría.

¿Qué plazo tienen para solicitar las ayudas?

El plazo para presentar la solicitud se extiende hasta el 31 de diciembre, aunque se espera que a principios de octubre se suscriban los primeros acuerdos de concesión. El marco general para este fondo es la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que esta semana aprobará el Senado y entrará en vigor. Por el momento, las Comunidades que han anunciado su intención de pedir dinero de este fondo son Cataluña (5.023 millones de euros), Murcia (700 millones) y la Comunidad Valenciana (4.500 millones). Otras lo decidirán cuando conozcan las condiciones. Hoy mismo, la Junta de Andalucía acudirá "muy probablemente", al que pediría, en el caso de que finalmente confirme su petición, un total de 4.906,8 millones. El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue estudiando si se acoge al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que considera un mecanismo "perfectamente útil y válido", en palabras del portavoz regional, Leandro Esteban. El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, reitera que, "a día de hoy, Extremadura no se va a acoger al Fondo de Liquidez".

¿Qué condiciones tendrán que cumplir las comunidades que se acojan al rescate?

Cada vez que una comunidad autónoma suscriba un acuerdo con el Ministerio de tendrá que firmar un contrato que recogerá un programa con condiciones concretas que debe afrontar: requisitos de información pública, condiciones fiscales y financieras, finalidad del importe recibido, seguimiento y control del programa. Las regiones deberán comprometerse a reducir su sector público, eliminar cargas administrativas y barreras al mercado interior y abordar nuevas reformas estructurales para racionalizar el gasto público e incrementar la competitividad. Además, los Gobiernos regionales deberán asumir nuevos niveles de transparencia, mediante la remisión periódica de la situación económico-financiera, presupuestaria, de tesorería y endeudamiento de cada uno de ellos. El objetivo de este envío de información al Gobierno y los controles periódicos es asegurar que se cumplen las metas de estabilidad presupuestaria y de deuda pública.

¿Se puede usar el dinero para cualquier fin?

No, claro que no. El Fondo se destinará "obligatoriamente" a tres fines. El primero, pagar los vencimientos de deuda pública; el segundo, saldar deuda comercial en sanidad, conciertos educativos y con las universidades. Y el tercer fin del FLA, cubiertos los dos objetivos previos, es que las comunidades paguen transferencias o subvenciones a las entidades locales y las universidades que tuvieran pendientes.

¿Cuánto tiempo tienen las comunidades para devolver el dinero?

No existe un plazo común para las comunidades que se acojan al rescate, sino que dependerá de los casos. Sin embargo, podemos tomar como referencia el anterior plan a proveedores, que se anunció a finales del año pasado por el que las entidades podían financiar con el ICO el pago de las facturas a proveedores. En este caso, el plazo de devolución ascendía a diez años.