Los principales simuladores de fútbol presentan sus armas antes de su lanzamiento

FIFA 13 vs. PES 2013: el examen final

Las demos de FIFA 13 y de Pro Evolution Soccer 2013 ya se han dado a conocer. Un año más, la compañía canadiense Electronics Arts Sports, responsable de FIFA 13 y la japonesa Konami, con su PES 2013, vuelven a poner todo su empeño en ser la número 1 del mercado

Detalle de FIFA 13
Detalle de FIFA 13

Ambas compañías habían dado a conocer durante el primer semestre de este mismo año algunas pinceladas de sus simuladores de fútbol, los más importantes del mercado en cuanto a ventas se refiere.

Si bien los responsables de ambas firmas habían mostrado gran preocupación por el diseño gráfico, es FIFA 13, de Electronics Arts Sports, quien se lleva el primer punto en este aspecto. En la intro, es mucho más espectacular en las recreaciones de las jugadas que su rival, PES 2013, que se limita a simular más una retransmisión televisiva, con imágenes del campo de juego o de las alineaciones de los equipos.

Hay que destacar el esfuerzo que ha hecho la nipona para ponerse al nivel de su rival, y quizás por ello, la mejora del PES 2013 en cuanto a nivel gráfico es superior a la de FIFA 13. Aunque seguramente sea el simulador de Electronics Arts Sports el que sea más vistoso visualmente.

Las diferencias más importantes entre ambos videojuegos las vamos a encontrar en la jugabilidad. Mientras PES 2013 ofrece un ritmo más pausado que permite estudiar con detenimiento la jugada a seguir, en FIFA 13, por el contrario, nos encontramos muchas más velocidad y son los jugadores los que se ofrecen continuamente para recibir el pase.

Sin embargo, respecto a la velocidad de los pases, la defensa del equipo que no lleva la pelota en PES 2013 se echa rápidamente encima, por lo que el usuario tiene que ir pasando el balón de un jugador a otro, muy deprisa, si aún no ha decidido la jugada a seguir. En FIFA 2013, la actitud del equipo que defiende no es tan agobiante y permite más tiempo para pensar la siguiente jugada. Pero esto no va a favor ni en contra de uno u otro simulador, es cuestión del gusto del usuario.

Otra gran diferencia entre ambos videojuegos es la opción de los minijuegos en FIFA 13, con la que el usuario puede entretenerse mientras se carga la demo. En PES 2013, el jugador dispone de la posibilidad de practicar determinadas funciones como controles o disparos mediante entrenamientos, que luego podrá llevar a cabo durante la demo.

Un punto a favor de PES 2013 es la ambientación de los partidos. Y es que no sólo ha mejorado la recreación del público, sino sus gritos y cánticos, que se adaptan al equipo que esté jugando y que se vuelven más intensos si coge el balón la estrella del equipo o se acercan a portería y que también cambian de tono cuando el equipo local va por debajo en el marcador, por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, FIFA 13 no ha evolucionado nada esto y el público en este videojuego reacciona de forma un poco aislada y sus cánticos apenas se distinguen unos de otros.

Para nuevos usuarios de este tipo de videojuegos, quizás FIFA 2013 sea más accesible y se aprenda a jugar más rápido que en el caso de PES 2013. Al principio, resulta mucho más sencillo meter goles en el simulador de la canadiense que en el de la nipona.

Algunos expertos consideran que PES 2013 sería más apropiado para jugarlo en compañía, en uno contra uno, o dos contra la máquina (o el número que sea), quedando la posibilidad de jugar solo en segundo plano. Jugar solo sería más interesante en FIFA 13, según estas voces, mientras se aprenden a utilizar los controles y luego, lanzarse a jugar online.

Una vez más, los usuarios de estos simuladores tienen la oportunidad de decidirse por uno de ellos y auparlo hasta los primeros puestos en las listas de ventas.

Más información en GamerZona.