Una polémica campaña de publicidad

Benetton busca al 'parado del año' en su última y polémica campaña publicitaria

Nueva campaña de Benetton
Nueva campaña de Benetton

La idea de crear campañas de publicidad polémicas con el objetivo de llamar la atención es habitual desde hace años en la estrategia comercial del grupo Benetton. Y la última sigue la misma línea, a pesar de que trata de rebajar las tensiones que provocaron sus últimos anuncios en los que líderes políticos y sociales aparecían besándose gracias a los efectos del fotomontaje.

Ahora, la multinacional controlada por la familia Benetton pretende buscar al parado del año con el objetivo, asegura, de que jóvenes desempleados de distintos países protagonicen su publicidad y transmitan un mensaje positivo sobre la preparación de los menores de 30 años en situación de desempleo. El presidente de la empresa italiana, Alessandro Benetton, ha asegurado en una entrevista concedida a la agencia Bloomberg que la compañía trata de impulsar una nueva "filosofía".

Para ello, Benetton invertirá alrededor de 20 millones de euros, el doble que en su anterior campaña publicitaria. Uno de los anuncios más polémicos de esta última fue el montaje de un beso entre el papa Benedicto XVI y el clérigo musulmán Ahmed el- Tayeb, emir de la mezquita Al Azhar de El Cairo. Una imagen criticada por el Vaticano que, finalmente, forzó la retirada del anuncio. "Aunque esta campaña no es tan controvertida, vamos a generar un debate", asegura el directivo de la enseña textil. "Mi objetivo es que la marca Benetton sea más visible", recalca. El actual presidente de la compañía e hijo de su fundador, Luciano Benetton, asegura que quiere romper con la idea de que los jóvenes parados no están preparados. Por ello, invita a participar a todos aquellos que quieran convertirse en el rostro de los carteles publicitarios. En total, Benetton elegirá a 100 jóvenes entre aquellos que presenten ideas y proyectos para desarrollar y mejorar las áreas donde residen. Jóvenes que serán compensados con 5.000 euros. "Somos controvertidos porque hablamos de temas y problemas actuales que otros evitan", asegura Alessandro Benetton. "Siempre lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo", insiste el directivo italiano.

Por un nuevo modelo económico

El presidente de Benetton cree que "el modelo económico de crecimiento de la Segunda Guerra Mundial basado en un aumento constante del producto interior bruto (PIB) para producir prosperidad ha quedado obsoleto debido a los cambios tecnológicos e internet.

"Lo que necesitamos hacer es pensar", aseguró Alessandro Benetton a Reuters durante la inauguración de su nuevo flag ship londinense. "Necesitamos aceptar que el PIB no es la única unidad que usaremos". Según el hijo del fundador del grupo Benetton, los jóvenes deben cambiar el modelo financiero.