Primer acuerdo entre la filial de Google y el gigante de microprocesadores

Motorola presenta un 'smartphone' con tecnología de Intel

Motorola Mobility, filial de telefonía móvil de Google, desveló el martes un nuevo teléfono móvil inteligente para los mercados de Europa y Latinoamérica, el primero bajo el acuerdo para diferentes dispositivos firmado con el gigante de microprocesadores Intel.

Motorola RAZR
Motorola RAZR

Con una pantalla de 4,3 pulgadas y el sistema operativo Android de Google, el "Razr i" es muy similar al "Razr M" presentado este mismo mes para los consumidores estadounidenses, pero su cerebro es un procesador de Intel en lugar de uno de Qualcomm.

Emplear semiconductores de Intel es poco usual en el sector de teléfonos avanzados y tabletas, en el que se prefieren los procesadores de bajo consumo energético fabricados por Qualcomm y Samsung Electronics con tecnología licenciada por la británica ARM Holdings.

Intel domina la industria de los ordenadores personales, pero se ha mostrado lento en adaptar

sus potentes procesadores para que funcionen correctamente en aparatos móviles, dependientes de

la duración de la batería. Sin embargo, la compañía de Santa Clara, California, se está apresurando para ponerse al día.

El "Razr M" incluye tecnología de Qualcomm compatible con las redes de alta velocidad LTE que ya hay desplegadas en Estados Unidos, mientras que el "Razr" esta limitado a redes de telefonía móvil de tercera generación (3G) con las que cuentan mas en Europa, Latinoamérica y otras partes del mundo.

El nuevo teléfono que se lanzará en octubre usa una nueva versión del procesador de Intel para smartphone Medfield, que corre a una velocidad de 2 gigahertzios, superior a las versiones de 1,5 GHz que montan teléfonos presentados este año por Orange en Reino Unido, MegaFon en Rusia y Lava International en India.

Esos lanzamientos supusieron la primera incursión significativa de Intel en el mercado móvil y los procesadores Medfield que han integrado han funcionado mejor de lo que muchos escépticos esperaban.

La oferta de los similares "Razr i" y "Razr M", con procesadores de Intel y Qualcomm, respectivamente, brindará una nueva oportunidad a los inversores para comparar el rendimiento de los mejores semiconductores de ambas compañías.

Se espera que el mercado de ordenadores personales, teléfonos inteligentes, y tabletas prácticamente se duplique en los próximos cuatro años, pero la cuota de los procesadores de Intel que se monten en estos dispositivos bajará al 29%, según la firma de investigación de mercados IHS iSuppli.