Los españoles retiran casi 30.000 millones en solo un mes y más de 77.000 millones en un año

La banca sufre en julio la mayor caída de depósitos de la historia

Es el peor dato desde que estalló la crisis. Las familias y empresas españolas retiraron en julio casi 30.000 millones en depósitos. En un año, la cifra roza los 80.000 millones.

Sede del Banco de España en Madrid
Sede del Banco de España en Madrid

Hay factores estacionales, pero también una crisis que ya dura más de un lustro y que se ha recrudecido desde la pasada primavera. Y los bolsillos de las familias y las empresas lo notan, hasta el punto de que no queda más remedio que tirar de ahorros para llegar a fin de mes.

Los datos del Banco de España de los depósitos que las familias y las empresas tienen en los bancos así lo confirman. En un solo mes, el de julio, con la prima de riesgo incendiada y el rescate bancario en todas las portadas, las retiradas alcanzaron los 29.800 millones, el 2,6% del total. Es la mayor caída mensual desde que comenzó la serie histórica, en enero de 1962. En un año, la cifra supera los 77.000 millones y deja el total de depósitos en 1,117 billones de euros, el menor volumen desde octubre de 2008.

Los meses de julio suelen ser malos para los depósitos, según explican fuentes financieras. A las empresas les toca pagar los impuestos y las familias deben afrontar los gastos de las vacaciones. El mes de julio de 2011 también fue malo, aunque la retirada de depósitos se quedó en la mitad, 15.000 millones.

El dato conocido este martes, de todas formas, no es una sorpresa. El Banco Central Europeo (BCE) ya había anticipado el mazazo, aunque sus cifras son menos específicas que las del Banco de España y no recogen exactamente los mismos parámetros, lo que distorsiona las cifras, a veces por decenas de miles de millones. El supervisor nacional mide solo depósitos de familias y empresas, así que son sus datos los únicos que de verdad dicen lo que está pasando en este campo. A eso se une una tendencia generalizada a la baja, aunque ni mucho menos continua. En mayo, por ejemplo, no hubo retirada de depósitos sino ingresos netos, al igual que en febrero y marzo.

Esa tendencia quita fuerza a la teoría de la fuga de depósitos. Una cosa es que los españoles estén usando el dinero que tienen en los bancos para pagar facturas, gastos o impuestos, y otra distinta que se lo estén llevando fuera del país. Por ahora, no parece que esa sea la explicación de la merma de depósitos, sobre todo porque lo que más se ha reducido en julio son los depósitos a la vista, los más líquidos, los primeros a los que se echa mano cuando no salen las cuentas. También ha caído el dinero que hay en las cuentas a plazo, pero mucho menos, y esas serían las que se llevan a Suiza.