Esta tasa ahonda en el nivel más alto registrado en junio por encima de 9%

La morosidad de la banca se dispara al 9,86% en julio y marca su máximo histórico

Los impagados persisten su senda alcista y tocan nuevos máximos. A cierre de julio, el sistema financiero español, tenía préstamos dudosos por 169.330 millones de euros. Es decir, un 9,86% de la cartera crediticia. Es la cota más alta jamás alcanzada tanto en términos relativos como absolutos

Los créditos problemáticos de las entidades bancarias siguen emanando a borbotones. El Banco de España ha hecho público esta mañana que a cierre de junio el sistema financiero tenía 169.300 millones en préstamos de situación de recobro dudoso.

La cifra de préstamos fallidos desvelada por el supervisor es la más alta de la historia moderna de la banca española, tanto en términos relativos como absolutos. En concreto, los morosos representan al 9,86% de la cartera crediticia total.

En la última gran crisis bancaria, la de la quiebra de Banesto, los créditos dudosos alcanzaron una cota máxima del 9,15%. Fue en febrero de 1994. En términos absolutos, los fallidos ascendían entonces a 23.854 millones debido al menor tamaño de la economía española y, sobre todo, de su sistema financiero.

Hoy la losa es muchísimo más pesada de levantar. El sistema financiero tiene otorgados créditos por 1,7 billones de euros fruto del boom hipotecario de la década pasada y los dudosos son hoy ocho veces mayores que los que afloraron en tiempos de la crisis desatada tras la euforia de los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla.

Uno de los factores que resulta determinante para que las entidades reclasifiquen como dudosos préstamos que hasta la fecha optaban por refinanciar es la revisión extraordinaria de sus libros al que están siendo sometidas en los últimos meses.

En primavera, tuvieron que afrontar un examen a vista de pájaro por parte de Roland Berger y Oliver Wyman. Y en breve se conocerán los resultados de las pesquisas realizadas entidad por entidad por parte de Oliver Wyman y cuatro auditoras (KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young).

En un año, el índice de morosidad de la banca española creció casi 3 puntos porcentuales, ya que en julio de 2011 fue del 6,93%.

Por su parte, el volumen de esos créditos morosos, que son los que llevan tres meses seguidos de impago, creció en 44.725 millones de euros, puesto que en julio de 2011 sumaban 124.605 millones.

Con este nuevo repunte de la mora, son ya trece meses consecutivos los que lleva subiendo el indicador de impagados.

El Banco de España desglosa la mora de los establecimientos financieros de créditos (EFC). Las llamadas financieras están especializadas en conceder préstamos para comprar automóviles, muebles, televisores y otros bienes de consumo. Su tasa de impagados se mantuvo estable en el 8,97% por segundo mes consecutivo. Y esto a pesar de que los créditos de estas entidades volvieron a reducirse en julio, hasta 40.035 millones de euros, frente a los 40.377 millones de junio.